Pito y Adolis remolcan, Yuli a ritmo de RÉCORD, Raisel PERFECTO. Resumen cubano MLB

July 4, 2021

Aliet Arzola Lima

José Abreu remolcó dos carreras por primera vez desde el 16 de junio y ascendió en la tabla de los mejores empujadores de Grandes Ligas, pero los White Sox perdieron ante Detroit por tercera ocasión en la temporada.

El cienfueguero resaltó desde el punto de vista individual con par de cohetes que sirvieron para poner a Chicago en la pizarra, pero el equipo no pudo producir mucho más, mientras el pitcheo hacia aguas frente al despliegue de los Tigers, que pegaron tres vuelacercas y negociaron ocho boletos.

Abreu tuvo un nefasto mes de junio, con solo dos jonrones, siete extrabases, ocho remolques y 23 ponches en casi 100 viajes al plato, y línea ofensiva de .182/.265/.307. Su rendimiento, inusualmente bajo, lo ubica en el centro de las miradas, teniendo en cuenta lo crucial que resulta su aporte para la franquicia del sur de Chicago.

Al menos en los primeros compases de julio, “Pito” ha encontrado la fórmula para conectar y ya transmite señales positivas, con par de duelos multi-hits y tres remolques. Este sábado, impulsó la primera los White Sox con cohete al central, y en el quinto trajo el empate de su equipo con imparable al derecho.

El inicialista antillano suma ahora 57 empujadas en la campaña, primero entre los cubanos (igualado con Adolis García) y quinto de la Liga Americana, por detrás de Vladimir Guerrero Jr. (69), Rafael Devers (68), Shohei Ohtani (66) y Jared Walsh (60). Abreu tiene línea ofensiva de .244/.326/.434.

ADOLIS SIGUE GOLPEANDO

José Adolis García no quiere ceder. El avileño se mantiene como uno de los jugadores cubanos más destacados del 2021, tal cual lo demuestran sus 57 remolques y 31 extrabases. Este sábado se apuntó par de impulsadas y un doble a su cuenta, en la victoria de Texas sobre Seattle.

El patrullero pegó un tubey de dos carreras en la cuarta entrada, cuando el marcador se abrió definitivamente favorable a los Rangers. Adolis aprovechó la presencia de dos corredores en circulación y conectó una larga línea de 351 pies (salió disparada a 107.7 millas) entre el jardín izquierdo y el central.

Ese batazo decretó la salida del box del abridor de los Mariners, Marco Gonzales, quien no permitía más de cuatro carreras en un partido desde el 8 de abril.

Adolis terminó el partido con par de imparables en cinco turnos, incluidos dos ponches. Ahora sus promedios ofensivos andan por .270/.307/.526. En el propio encuentro, Andy Ibáñez, quien alineó como quinto y primera base, conectó un doble en cinco comparecencias y ya lleva tres partidos con al menos un imparable. El pinero batea .197/.219/.279.

TORONTO-TAMPA: HISTORIA EN BLANCO PARA LOS CUBANOS

Los tres jugadores cubanos que salieron a la grama en el Sahlen Field de Buffalo –sede alternativa de los Toronto Blue Jays– no pudieron conectar imparables en diez turnos oficiales. Randy Arozarena, Yandy Díaz y Lourdes Gurriel Jr. no lograron rayar la tarjeta, aunque al menos incidieron en el marcador.

La mejor parte la sacó Lourdes Gurriel Jr., pues su equipo se llevó la victoria contra los Rays. El patrullero izquierdo de los Blue Jays se fue en blanco en cuatro turnos, con un ponche incluido, pero en su tercera comparecencia al plato Toronto anotó una carrera.

En la baja de la sexta entrada, con las bases llenas y un out, Gurriel conectó un roletazo de frente al antesalista Joey Wendle, quien buscó matar en la goma y cometió error en tiro. Esa marfilada le abrió las puertas del plato a Vladimir Guerrero Jr. con la segunda carrera de Toronto, que tomaba el mando en ese momento.

En esa misma entrada, Cavan Biggio con sencillo y Santiago Espinal con jonrón, ampliaron la ventaja para la novena canadiense, que pudo sacar mayor renta si Gurriel no hubiera sido sorprendido por el lanzador Matt Wisler.

Tras este encuentro, Yunito batea .259/.278/.416, pero ha comenzado el mes de julio a la baja, con solo un imparable en 11 turnos oficiales.

Para los Rays no fue una buena jornada ofensiva, al punto que solo conectaron cinco imparables ante el pitcheo de Toronto y con corredores en posición anotadora se fueron de 7-1. Randy Arozarena y Yandy Díaz, los cubanos de la novena floridana, se contagiaron con esa anémica ofensiva y no pegaron hits en tres turnos oficiales cada uno.

El jardinero pinareño fue dominado con dos rollings y un elevado. Estuvo cerca de embasarse en el segundo capítulo con un roletazo por la antesala que desembocó en una jugada cerrada en la inicial, pero tanto el árbitro Nick Mahrley como el video confirmaron el out de cubano en la inicial. Yandy, por su parte, falló con dos elevados y un rolling.

Sin embargo, en la novena entrada los dos antillanos se embasaron por boletos y anotaron la segunda y tercera carreras de los Rays por sencillo remolcador de Kevin Kiermaier.

Randy llegó a 50 anotadas en la temporada, líder de los Rays y entre todos los novatos de Grandes Ligas. Con más de 300 comparecencias al plato, el vueltabajero promedia .255/.335/.409.

En tanto, Yandy suma tres partidos seguidos con al menos una anotada y totaliza 32 en la contienda, con promedios de .239/.366/.307.

El resto de los cubanos que vieron acción este sábado en Grandes Ligas rindieron de la siguiente manera:

Yuli Gurriel: Sigue enfrascado en un ejercicio de consistencia que muchos ni imaginaron fuera posible. “La Piña” es cuarto de los bateadores (.326) de las Grandes Ligas con 37 años cumplidos, una auténtica pesadilla para muchos de sus detractores.

Este sábado se fue de 5-2 (conectó una vez para doble play) en la victoria de Houston sobre Cleveland. El Yuli no remolcó ni anotó, pero sus dos imparables nos confirman que anda a ritmo de récord: ya suma la mayor cantidad de partidos multi-hits de su carrera en la primera mitad de una temporada.

De 77 encuentros disputados hasta la fecha, en 25 el astro cubano ha pegado más de un imparable hasta totalizar 91 en la contienda. En 2019, por ejemplo, cuando estableció sus topes personales en casi todos los departamentos ofensivos, llevaba 21 partidos multi-hits y 82 cohetes en total durante los primeros 77 choques de la temporada. Saque usted conclusiones…

Yuli promedia ahora .326/.393/.502, con 29 extrabases, 53 remolques, 41 anotadas y más boletos (35) que ponches (29).

Raisel Iglesias: Con par de ponches y un elevado a los jardines el cerrador de los Angels se apuntó su decimosexto rescate de la temporada. El pinero estuvo intransitable contra los Orioles, combinando muy bien su slider con la recta y la sinker, pitcheos que se montaron por encima de las 98 millas todo el tiempo.

Iglesias lleva seis salidas consecutivas sin permitir carreras, y en las últimas siete tiene números espectaculares: WHIP de 0.32, efectividad de 0.96, con 17 ponches en 9.1 innings de labor. En sentido general, el derecho ha ido mejorando todos sus indicadores, y en 33 salidas le batean .194, con 58 rivales retirados por la vía de los strikes en 37.1 entradas.

Su promedio de carreras limpias anda por 3.38 y su WHIP es de 0.88, con 16 rescates en 19 oportunidades y cinco victorias.

José Iglesias: Pegó un sencillo en su primera vez al bate y poco después anotó la tercera carrera de los Angels por doble de Juan Lagares. Esas fueron las notas más destacadas de “Candelita” en la victoria 4-1 de Los Ángeles sobre Baltimore.

El espectacular torpedero se fue de 3-1 con un boleto en el duelo de marras, por lo que extendió a cinco su cadena de partidos con al menos un imparable. Iglesias ha sido muy consistente con el madero en los últimos siete encuentros, en los que batea .346/.393/.615, con par de vuelacercas, cinco remolques y cuatro anotadas.

“Candelita” ha mejorado sus indicadores generales hasta .272/.302/.397, con 17 extrabases y 33 anotadas.

Guillermo Heredia: Un elevado, un roletazo para doble play y un ponche fueron el resultado de los tres primeros turnos de “El Conde” en el duelo sabatino entre Miami y Atlanta, en el cual los Marlins salieron airosos por la mínima (3-2).

Sin embargo, Heredia no se fue en el blanco. En el octavo, abriendo inning, pegó cohete al izquierdo y colocó la posibilidad del empate en circulación, pero Abraham Almonte y Kevan Smith no lograron sacar la pelota del cuadro.

El mantancero batea .275/.359/.463, con 18 dobles y 22 extrabases (topes de su carrera). Su OPS de .822 calificaría como el tercero de Atlanta en la presente temporada.

Jorge Soler: Abrió la sexta entrada con sencillo al derecho y poco después anotó por doble de Salvador Pérez en la victoria 6-2 de Kansas sobre Minnesota. El habanero falló en sus tres oportunidades restantes, con ponche incluido, por lo que ahora batea .185/.281/.311.

Lo más preocupante de Soler es que no ha impulsado carreras desde el 14 de junio. En total, ya suma 16 partidos y 54 turnos oficiales sin ningún remolque. Un poco más larga es la racha sin jonrones: 19 partidos y 64 turnos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba