Pito y Robert en modo DESTRUCTOR, Yandy y Arozarena salvaron a Rays, Candelita IMPULSÓ a Boston. Resumen Cubano MLB

September 18, 2021
Pito Abreu se acercó a una impulsada de Salvador Pérez en la lucha por el liderato de dicho departamento en la Liga Americana, mientras Luis Robert sigue demostrando que es el mayor talento cubano en Grandes Ligas

Aliet Arzola

Sin dudas, la definición del liderato de impulsadas en la Liga Americana va a ser un viaje salvaje. Este viernes, el cubano José Abreu demostró que no entregará en bandeja de plata los títulos que ha conseguido en este departamento en los dos años anteriores, luego de remolcar par de anotaciones en la victoria 8-0 del Chicago White Sox vs. Texas Rangers.

“Pito”, Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2020, abrió la pizarra para la franquicia del sur de Chicago con elevado de sacrificio en el mismo capítulo de apertura, abriendo las puertas del plato a Tim Anderson. Por si no fuera suficiente, regresó en el sexto y pegó un doble (28) al derecho con el cual anotó Luis Robert desde la intermedia.

El cienfueguero se embasó tres veces (dos hits y un boleto), anotó una carrera y dejó sus promedios en .263/.349/.491, con 59 extrabases y 111 impulsadas, solo una por detrás del venezolano Salvador Pérez, quien se fue en blanco en cuatro turnos este viernes.

En sentido general, la armada cubana de los White Sox tuvo notable protagonismo en el ataque contra Texas, a pesar de que Yasmani Grandal (.232/.410/.511) y Yoan Moncada (.268/.379/.409) fallaron nueve veces en diez turnos, con un solitario imparable (doble de Moncada) y cinco ponches, cuatro de ellos a la cuenta del antesalista sureño.

En cambio, Luis Robert (.354/.389/.555) fue un avión y pegó tres cohetes, incluido un doble, remolcó tres y anotó una. El portento avileño abrió definitivamente el marcador para Chicago en la cuarta entrada, cuando fabricaron un racimo de cinco carreras.

Con las bases llenas y un out en la pizarra, Robert aprovechó una sinker (95 mph) en la zona baja del zurdo Taylor Hearn y golpeó la pelota contra el muro del jardín central, un largo doble de 393 pies que limpió las almohadillas.

Ahora el patrullero central lleva ocho partidos consecutivos con al menos un imparable –la racha más larga de su joven carrera–, y en septiembre batea .403/.422/.597, con seis dobles, dos vuelacercas, 11 remolques y nueve anotadas.

En este desafío, Adolis García (.245/.291/.470) falló en cinco turnos y fue retirado cuatro veces por la vía de los strikes. Esta es la primera vez en su carrera que el avileño se toma cuatro ponches en un encuentro, y la duodécima con 3+ ponches en un mismo desafío, todas en la presente temporada.

AROZARENA Y YANDY SALVAN A LOS RAYS

Para la historia quedará que Brett Phillips conectó jonrón de tres carreras para decidir en la décima entrada el duelo entre Tampa y Detroit, pero en realidad nunca se hubiera llegado a ese momento de no ser por la oportunidad de los cubanos Yandy Díaz y Randy Arozarena.

Yandy (.257/.357/.383) salió de emergente en el noveno episodio con las bases llenas y tres carreras de diferencia, y respondió con imparable al central que remolcó par de anotaciones. Ese batazo pegó a los Rays en el marcador, el cual igualaron en el siguiente turno con un larguísimo elevado de sacrificio de Arozarena (.271/.349/.457).

Los cubanos, por así decirlo, hicieron el trabajo sucio y dejaron la mesa servida para la locura de la décima entrada, cuando Brett Phillips volcó todo su magnetismo y energía y decidió las acciones con un jonrón de tres carreras. Walk-off y victoria para los Rays, más líderes que nunca en el Este de la Liga Americana. 

El resto de los cubanos que vieron acción en la jornada rindieron de la siguiente forma:

Jorge Soler:https://www.mlb.com/player/yuli-gurriel-493329 noche aciaga del patrullero y segundo madero cubano, quien falló cuatro veces y se tomó tres ponches en la derrota 5-6 de los Braves ante los Giants. De esta forma, queda en 12 la cadena de partidos consecutivos bateando de hit que había eslabonado el slugger antillano, por mucho la mejor de su carrera. Ahora Soler promedia .218/.310/.418 en la presente campaña.

Yuli Gurriel: en una jornada de pobre ofensiva para Houston (solo conectaron cuatro imparables en un duelo de diez entradas vs. Arizona), el inicialista se fue en blanco en cuatro turnos, con tres elevados y un roletazo al cuadro. Yuli promedia ahora .313/.379/.461 y siguen vivas sus aspiraciones de conseguir el título de bateo de la Liga Americana.

En estos momentos, el cubano va tercero por detrás de Vladimir Guerrero Jr. (.318) y Michael Brantley (.315), pero todavía restan al menos diez partidos para definir una carrera apasionante.   

Yordan Álvarez: salió de emergente en la octava entrada con la pizarra igualada en el duelo entre Houston y Arizona y falló en rolling a segunda, aunque en el décimo volvió al cajón ofensivo, recibió un boleto intencional y después anotó la carrera de la victoria de los Astros gracias a un pelotazo con las bases llenas a Chas McCormick. Álvarez batea esta campaña para .279/.349/.533.

Esta es la decimotercera ocasión en la temporada que un cubano impulsa o anota la carrera del triunfo en un choque de MLB. De esos 13 actos, tres han sido protagonizados por la armada antillana de Houston.

Aledmys Díaz (.271/.330/.420), por su parte, también vio acción como emergente en este duelo. El villaclareño salió a escena en sustitución de José Siri en el décimo episodio y recibió boleto con el cual se congestionaron los ángulos, dando paso a la definición en el turno de McCormick antes referido.

José Iglesias: los Red Sox ganaron con marcador abierto ante Baltimore gracias un racimo de tres carreras en la sexta entrada, pero comenzaron perdiendo y “Candelita” fue quien los puso en la pizarra. Tras el jonrón de Austin Hays en el segundo episodio, el infielder cubano trajo el empate para Boston con doble al derecho en ese mismo capítulo, y de ahí en adelante la maquinaria se desató.

Iglesias (.268/.307/.389) encontró corredores en primera y tercera ante el lanzador Keegan Akin, quien parecía tenerlo contra las cuerdas, pero el antillano luchó y, tras cinco fouls, le pegó una larga línea al derecho que pudo traer dos carreras, pero al primer bound la bola se coló en las gradas y fue doble por regla.

De cualquier manera, “Candelita” puso las tablas en el marcador e impulsó su cuarta carrera en los últimos cuatro partidos que ha disputado. Desde que pactara con Boston a inicios de septiembre, el infielder promedia .435/.500/.652, con diez imparables en 23 turnos, cinco impulsadas, un jonrón y par de dobles.

Yadiel Hernández: conectó un sencillo dentro del cuadro en su primer turno al bate, pero después falló cuatro veces con dos elevados, un roletazo al cuadro y un ponche. El matancero dejó a cuatro corredores en circulación en la derrota 9-8 de los Nats ante Colorado. Ahora sus promedios andan por .268/.324/.411, con ocho jonrones y 27 remolques en 100 partidos y más de 230 comparecencias al plato.

Lourdes Gurriel Jr.: pegó un doble con bases limpias en el noveno y evitó ser el último de la derrota de Toronto a manos de Minnesota. Con ese cohete, el menor de los hermanos Gurriel rompió una racha de diez turnos consecutivos sin pegar hits ni embasarse y dejó sus promedios en .283/.327/.471. Aunque lleva ya tres encuentros seguidos sin remolcar carreras, es el líder de MLB en dicho apartado durante el mes de septiembre con 26 impulsadas.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba