Por Yasel Porto

A simple vista puede parecer un título y una afirmación muy absolutista, pero el objetivo de mi artículo es demostrar con argumentos el por qué considero sin temor a equivocarme que no hay un equipo de Grandes Ligas que supere la importancia en su conexión con el béisbol cubano y hasta con Cuba en general.

El récord de más nacidos en Cuba en una sola temporada de Grandes Ligas es un ejemplo clásico. Lo hizo un jugador de los escarlatas, José Israel Barrero y frente a cientos de cubanos que se dieron cita en el Marlins Park de la ciudad con mayor población de cubanos en todo el mundo.

El percatarme del detalle sobre el equipo al que pertenece el hijo de Luis García fue lo que motivó a escribir este trabajo con detalles que quizá algunos ya no recuerden y otros desconozcan.

Sin más acá los dejo con el top ten cronológico de razones que, a mi criterio le dan a esta conexión un nivel insuperable en compración con los demás clubes de la MLB. Una selección a la que ahora habría que adicionar lo acontecido este miércoles en Miami.

1-Los primeros «big leaguer» formados en Cuba
Apartando el caso de Esteban Bellán (se debate todavía si la Asociación Nacional es una gran liga o no), la aparición de Charles Pedroes con Chicago en 1902 lo convirtió oficialmente en el primer cubano en Grandes Ligas. Pero Pedroes no se formó en su país de origen, como sí lo hicieron Armando Marsans y Rafael Almeida. Con su debut el mismo 4 de julio de 1911 se convirtieron en los primeros que llegaron a las Mayores tras desarrollarse inicialmente en Cuba. De los dos fue el matancero Marsans el que tuvo más protagonismo en el máximo nivel profesional.

2-El primer cubano y latino campeón en Series Mundiales
Fue en la famosa Serie Mundial de 1919, ganada por Cincinnati sobre los tramposos Medias Blancas de Chicago cuando por primera ocasión un cubano y latino fue campeón de las Grandes Ligas de forma colectiva. En aquel clásico matizado por los jugadores de Chicago que bajaron su rendimiento por mezclarse con apostadores, el lanzador Adolfo Luque no solo esrtaba con los Rojos, sino que lanzó par de juego sin que le marcaran carrera alguna. Por cierto, aunque no fue parte del roster en el «playoff», en la temporada regular hubo otro cubano en el roster del conjunto como fue el caso del jardinero Manuel «Patato»Cueto.

3-Primera estrella latina en Grandes Ligas y mejor año para un pitcher latino en la historia de la MLB
Apartando lo acontecido en las Ligas Negras, la única estrella en Grandes Ligas desde su surgimiento y hasta la década del cincuenta fue el lanzador cubano Adolfo Domingo Luque Guzmán. Y el estrellato lo alcanzó con los Rojos, porque aunque hablamos de su presencia en la Serie Mundial de 1919 su real explosión se produjo en 1923. Allí «Papá Montero» materializó la mejor campaña que ha tenido un lanzador extranjeros en la MLB. Fue campeón de pitcheo (.771), en juegos ganados (27), lechadas (6) y efectividad (1.93). Par de años después fue el más efectivo otra vez, y durante la década del veinte estuvo entre los buenos lanzadores de ese béisbol.

4-Primer jugador no blanco en Grandes Ligas
Si bien Jackie Robinson fue el primer jugador no blanco que jugó en las Grandes Ligas modernas, hubo un cubano mestizo que se adelantó en 1944 con Cincinnati. Se trató del lanzador habanero Tomás de la Cruz, un mulato achinado que estaba entre los mejores monticulistas de Cuba. Quizá por esta razón no fue llamado más a las Grandes Ligas, pues balance de 9-9 con el Cincinnati de los años cuarenta hay que valorarlo de excelente.

5-La única franquicia cubana en la clase Triple-A, principal sucursal de Cincinnati
Desde 1954 Cuba contó con una franquicia de Ligas Menores en el nivel Triple-A. Los Cubanos Reyes del Azúcar (Cuban Sugar Kings) de Bobby Maduro pertenecieron a la Liga Internacional, y tenían afiliación directa con Cincinnati. Por eso muchos cubanos debutaron en Grandes Ligas con el uniforme de los Rojos en la segunda mitad de los años cincuenta y primera parte de los sesenta. Por el nivel que tenían los inquilinos del Gran Stadium de La Habana, tanto la calidad de sus jugadores como la categoría donde jugaban, fue por varios años la sucursal más importante de los de Ohio.

6-En el top cinco de los más seguidos en Cuba
No llegaron al nivel de popularidad de los tres equipos clásicos de Nueva York (Yanquis, Gigantes y Dodgers), pero los testimonios de peloteros, fanáticos e historiadores que vivieron la etapa profesional en Cuba han manifestado que los Rojos de Cincinnati estaban en el quinteto de los clubes estadounidenses más populares de Cuba. Primero, porque allí se hizo grande Adolfo Luque, pero sobre todo por la conexión directa que hubo entre los escarlatas y los Cubanos Reyes del Azúcar. Y luego sumar lo que pasó en los años setenta con aquella mítica generación de «la Gran Maquinaria Roja». Claro que la realidad de hoy ha cambiado considerablemente.

7-El motor de la Gran Maquinaria Roja
Uno de los equipos más poderosos que ha habido en Grandes Ligas fue aquel de los años setenta de Cincinnati, apodado «La Gran Maquinaria Roja». Ganaron dos Series Mundiales seguidas (1975/1976), y llegaron a las de 1970 y 1972. Durante todo ese tiempo el gran empujador de carrera de aquel conjunto era el cubano Atanasio Pérez, «Tany», miembro posteriormente del Salón de la Fama y considerado uno de los íconos de la franquicia. Su nivel deportivo y social con los Rojos estuvo a la par de otras leyendas de su generación como Johnny Bench, Pete Rose y Joe Morgan.

8-El equipo en en activo en Grandes Ligas con más peloteros cubanos
La presencia de 33 cubanos desde 1911 deja a los Rojos de Cincinnati en el primer lugar entre los clubes actuales de las Grandes Ligas con mayor cantidad de jugadores nacidos en la mayor isla caribeña. Es además, el que más representación ha tenido en décadas distintas entre todas las franquicias. Si se suma la historia completa fuera de las ciudades actuales a las que pertenecen las franquicias, solo los Senadores de Washington (génesis de los Mellizos de Minnesota) aventajan a los miembros de la División Central de la Liga Nacional.

9-Ahí nacieron y se desarrollaron el mejor relevista y el mejor bateador cubanos de la historia. Y quizá el mejor receptor también
Los Rojos de Cincinnnati tienen la importancia de haber abierto las puertas en Grandes Ligas a tres grandes figuras que posiblemente lideren tres categorías para cubanos. Allí hicieron su debut en las Mayores el relevista Aroldis Chapman (2011), el infielder Tany Pérez (1964) y el receptor Yasmani Grandal (2012), que bien pudieran optar por la sumpreacía histórica en lo comentado en el subtítulo.

10-Equipo de Grandes Ligas con más cantidad de figuras que alcanzaron la categoría de estrellas dentro o fuera de Cuba
Aunque puede ser muy relativo el valor de los peloteros, apelo a estadísticas y testimonios para incluir esta razón en el grupo. De todos modos invito al debate en privado a quienes no estén de acuerdo que Mike Cuéllar, Manuel Cueto, Yasmani Grandal, Aroldis Chapman, Adolfo Luque, Leonardo Cárdenas, Tany Pérez, Camilo Pascual, Miguel Ángel González, Osvaldo Fernández, Raúl Sánchez, Orlando Peña, Pedro Ramos, Yasiel Puig, Antonio «El Haitiano» González, Octavio «Cookie» Rojas, José Iglesias, Armando Marsans, Raisel Iglesias o Tomás de la Cruz no fueron estrellas en Cuba o Estados Unidos.

1 comentario en “NUEVO RÉCORD cubano confirmó a Cincinnati como el equipo de MLB más conectado con Cuba”

  1. El estadio Paquito Espinosa de Morón, en Ciego de Ávila; también fue construido como sede de los entrenamientos de pretemporada de los Reds y de su sucursal de triple A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba