REPETIR hazaña uniría a José Abreu con Mantle, Bonds, Pujols, Berra y otros INMORTALES

February 12, 2021
Solo 11 hombres han ganado dos MVP consecutivos en la MLB.

Por Juan Páez

En 2020, José Abreu se incrustó todavía con más fuerza en la historia del béisbol cubano, al convertirse en el Jugador Más Valioso de la Liga Americana por su tremendo año con los Medias Blancas de Chicago. En 2021, una campaña que tendría un calendario normal de 162 juegos, podría codearse con la crema y nata de la historia de las Grandes Ligas si, contra todo pronóstico, revalida el preciado galardón.

Hasta ahora solo hay 11 peloteros en la historia de la Gran Carpa con trofeos consecutivos de MVP, un grupo que incluye a ocho miembros del Salón de la Fama y dos jugadores activos. Tal lista es conformada por Frank Thomas, Mickey Mantle, Hal Newhouser, Joe Morgan, Ernie Banks, Yogi Berra, Mike Schmidt, Jimmie Foxx, Barry Bonds, Miguel Cabrera y Albert Pujols. Casualmente, Thomas lo hizo con los patiblancos al comienzo de su carrera, en 1993 y 1994.

Sin presión y mucho menos obsesionarse con repetir el premio, Abreu tendrá la oportunidad latente de brillar en 2021 al nivel del año pasado para, luego de la Serie Mundial, convertirse en el duodécimo miembro de este grupo.

Pito tiene varios puntos a su favor. Como ya hemos demostrado en Swing Completo, el inicialista actual de los Medias Blancas parece ir mejorando, contrario a muchos peloteros de su edad (34 años). El promedio de velocidad de salida en sus batazos ha aumentado sin parar desde 2016, al punto de que en el citado año se situó en 89.7 millas por hora y llegó a 92.9 MPH en 2020, uno de los mejores números de las Mayores.

Mientras Abreu pueda mantener un nivel similar a ese, al mismo tiempo que estaciona su Barrel% (14.3 %) y su HardHit% (53.3 %) en puestos privilegiados, continuar como un bateador de élite es bastante factible. Al paso que se esfuerza en dejar estos niveles en lo alto, Pito tiene otro aspecto de su lado: año a año va mejorando contra bolas rápidas:

Evolución de José Abreu ante pitcheos rápidos:

2018: 324 PA, .288 AVG, .503 SLG.

2019: 359 PA, .304 AVG, .559 SLG.

2020: 131 PA, .370 AVG, .655 SLG.

Esto le beneficiará debido a que las bolas a toda velocidad son los envíos que aún más se utilizan en las Grandes Ligas y en el béisbol en general.

Otro punto a favor del histórico antillano es que tendrá alrededor un gran lineup nuevamente y unos Medias Blancas con la motivación de ganarlo todo. Probablemente, no solo verá buenos lanzamientos dependiendo de quién lo respalde abajo en la alineación, sino que quizás tenga la oportunidad de empujar una buena cantidad de carreras, un departamento que ha liderado en dos años seguidos en la Liga Americana.

Sin dar nada como un hecho y sin querer anticiparnos a lo que podría pasar, Abreu tendrá una cita con la historia en la venidera campaña de la Gran Carpa. Su primordial misión será mantenerse saludable todo el torneo para, entonces, mostrar la calidad y consistencia que le ha caracterizado en la caja de bateadores durante toda su trayectoria en el big show.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba Secured By miniOrange