Roberto Hernández regresó a jugar en Cuba y ¿le “jodieron” el brazo?

Roberto Hernández ha desaparecido, tras toda la propaganda que ensalsó su regreso a la pelota cubana

Roberto Hernández ha desaparecido, tras toda la propaganda que ensalsó su regreso a la pelota cubana
Roberto Hernández ha desaparecido, tras toda la propaganda que ensalsó su regreso a la pelota cubana (Foto: Osvaldo Gutierrez)

Por Alexander García Milián

El tema ha vuelto a quedar relegado  al hueco del silencio por los medios oficiales en Cuba; sí, el caso de Roberto Hernández, tan saturado de propaganda en su día, ya forma parte del ayer, en todas sus dimensiones.

Y digo ayer haciendo alusión al olvido, al abandono, a la indiferencia; pues si fue el ave fénix que un día renació porque deseo volver y dejar atrás todo lo que había logrado, hoy del talentoso lanzador espirituano nadie dice nada y en la bruma se pierden todos sus buenos números con Sanctis Spiritus en el último torneo sub 23, se pierde su estela de novel figura, de promesa del pitcheo cubano pero nadie dice nada- ¡Pumm, al hueco y punto!-

La mayoría de los comentarios aducen a que se jodió el brazo de tanto queme durante el sub 23 y la posterior preparación rumbo a los Panamericanos de Lima; otros cuchichean que se arrepintió de su decisión, en fin, la polémica se torna dúctil ante los hechos y pide camino para dictar sentencia.

No quiero criticar nada respecto al muchacho, entiendo sus argumentos y ahora mismo pienso en su familia por encima de todo; si quisiera saber que hacen las autoridades y los entes decisores con su persona, cuan cerca han estado de el en estos momentos; también deseo entender el silencio de los medios sobre su estado luego de tantos vítores.

Para muchos ponderados, Hernández fue en su momento la luz al final del túnel, un ejemplo de humildad y patriotismo, con eso se armó un show mediático sin parangón y ahora cuando la senda se tuerce… ¿qué?

La pregunta irrumpe como una tromba y los ecos se pierden de nuevo en el recuerdo de aquella aventura emprendida para llegar al mejor béisbol del mundo y firmar con los Indios de Cleveland; un sueño que muchos añoran y fue desechado así como si nada… ¿para qué?

Es cierto y resulta imperioso resaltar el valor de la familia, ese sentimiento nostálgico que sentimos siempre cuando estamos de casa, pero si el caminar se torna pesado, si el tiempo te vira las cosas al revés y da otra vuelta de tuerca, ¿de qué valió todo?

Los nombres de Maels Rodríguez y Roberto Hernández se cruzan entre los vericuetos que el destino impone; dos espirituanos, dos pitcher con sello de estelares; Maels un supersónico como pocos, Hernández  de los más completos, ambos tocados por la frustración, por las consecuencias del sueño que tuvieron un día, el mismo que de a poco se convirtió en tempestuosa pesadilla.

Nos vemos a la vuelta.

9 Comments

  1. Por supuesto que le jodieron el brazo desde las categorias infantiles y juveniles. No es el 1er caso. La locura de ganar campeonatos, especialmente los internacionales, para alimentar la propaganda triunfalista del regimen y el ego de un tirano, se ha llevado por delante a cientos de brazos de lanzadores jovenes.

    Para los mas jovenes, les recuerdo que habia una vez en los anos 70 y principios de los 80 un lanzador capitalino llamado Jorge Luis Rivero, un fenomeno desde la categoria infantil y que fue usado sin limitantes ningunas para ganar cuanto campeonato infantil y juvenil pudo, y por eso tuvo que dejar el beisbol cuando no habia cumplido los 22 anos, pues acabaron con su brazo derecho.

    Arocha tambien fue victima de esa locura y aunque se recupero, despues en GL arrastraba viejas lesiones que le impidieron extender sus carrera, situacion similar a la que vivieron Osvaldo Ferndandez y Rolando Arrojo, entre otros.

    La lista incluye tambien al pinareno Reynado Costa, quien en 1984 se convirtió en el mejor lanzador de Cuba al ganar la llamada triple corona de pitcheo, pero dos temporadas despues con solo 25 anos tiene que retirarse con sus brazos afectados por las sobrecargas indiscriminadas desde las etapas infantiles,.

    Otro estelar como Rafael Gomez Menas tuvo que lidiar con lesiones en sus 12 temporadas, pero apenas de 7 de ellas en forma regular, lo que le impidio alcanzar los 100 triunfos.

    De todos esos casos, el de Maels, bastante mas reciente, es uno que realmente nos afecta a todos los cubanos, pues estabamos en presencia de un lanzador extraclase que de haber estado sano probablemente habria brillando en GL.

    La lista es interminable, y no es que en GL no haya lanzadores lesionados, es que la mayoria de los brazos afectados en el beisbol imperialista no se deben a sobrecargas en las etapas infantiles y juveniles, donde existen reglas estrictas para la utilizacion de los lanzadores, indepedientemente de los deseos de los managers de ganar campeonatos.

    Si Aroldis hubiera seguido “firme” en Cuba, estaria ahora en esa lista, olvidado en su humilde casa de Holguin sin tener a quien reclamarle y solo soñando con lo que pudo lograr pero que los disparates de otros han impedido.

  2. Otro caso es el de Modesto Luis Johnson pitcher estelar de los Cuba juveniles,debuta en series nacionales dando no hit no run a Granma y ese mismo año le fundieron el brazo (abría ,relevaba)con un equipo Las Tunas que no luchaba por nada …lo enfrentaban siempre al pítchers de cabecera del equipo contrario (perdió muchos juegos 2×0 y 1 x0)abría hoy ,relevaba mañana…hasta q se fundió …que pena por ese muchacho…el debió cuidarse más y no llevarse por esos que ahora no les interesa

  3. q loca están la gente de aquí, el muchacho se jodio el brazo por un mal preparador físico porq si firmaba en grandes ligas iba a tirar más, así q por favor dejen la cara, q lo q se hace es a ver si mejora esto

    • Camarada,
      ¿Donde está su argumento sobre el tema? ¿Sus ejemplos para validar su respetable opinión?

      ¿Tiene idea por que a finales de los 80 se reglamentó el uso de lanzadores en SS de acuerdo al número de lanzamientos, pero esa práctica no regía ni rige en categorías infantiles en el béisbol revolucionario y glorioso?

      Aunque no conozco los detalles de la lesión de Roberto Hernández (por lo visto usted tampoco) si conocí bien a Rivero y posteriormente he seguido las declaraciones de Arocha, Osvaldo y Gómez Mena, entre otros, sobre el trabajo indiscriminado (disparate) de los lanzadores en categorías infantiles y juveniles para cumplir los deseos champiomables del socialismo.

  4. Priorizo siempre los temas de Sancti Spiritus porque es lo que más conozco, me toca muy cerca el caso de Maels porque nos unen lazos muy especiales. Antes que se mencionaran las lesiones y se supiera el real daño que había sufrido en su brazo el llamado a convertirse dueño de todos los grandes récords de los lanzadores en el beisbol cubano, mi amigo y hermano, Alberto Águila, comentarista y periodista Deportivo, escribió sobre el exceso de trabajo que sufrió Maels como abridor, relevista largo, intermedio y cerrador al punto que fue líder entradas lanzadas en Cuba con una cantidad mayor que las de Randy Jhonson, líder en igual renglón de la MLB a pesar que acá se jugaron casi 70 juegos más, ¿quienes usan la insensatez para analizar, los de acá o los que no tienen identificación, ni criterio propio, sean de acá o de acullá?

  5. Excelente comentario que refleja con un ejemplo concreto, el de Maels, que ha sido tal vez el más sonado y que refleja el desgaste absurdo a que han sido y son sometido los lanzadores cubanos.

    ¿A que entrenador de pitcheo moderno y racional se le puede ocurrir utilizar a un establecido abridor en roles de relevista y abridor o viseversa en forma regular?

    Los galardones socialistas y la presión por ganar campeonatos para honrar fechas históricas o para lograr los añorados viajes interrogación (pacotilla) pesaban y pesan más en las decisiones de los directivos.

    Nadie niega que en las GL no se produzcan lesiones en los lanzadores, algunas evitables, pero no tienen (por reglamentaciones, diferenciación en la labor y estilos) la regularidad y el origen de la pelota revolucionaria, pero aún en el caso remoto que así lo fuera, lo que importa es focalizarse en los disparates propios (para solucionarlos) y no justificarlos con que en el Imperio o Italia o Haiti también ocurre

  6. La Gran diferencia con casi todos los mencionados es que ese muchacho con 20 y algo llego SANO a los EU y firmo un contrato si mal no recuerdo por 750 K,tenia todo para triunfar o al menos intentarlo,lo que en la soledad de la noche en su cuarto,la añoranza le vencia y decidio retornar a Cuba,en el sub 23 en los afanes de championismo,se le fundio el brazo,Eriel lo sobre utilizo y posiblemente no solo le jodio el brazo,sino su futuro y el de su familia incluyendo su niña pequeña,y es algo que me llama la atencion en eso SSP lleva al menos ventaja que se conozca,Maels,Ifreidi,Ismel y ahora este mcuchacho,otros pitchers con brazos explotados fueron Omar Luis Mtnez el camagueyano,mas nunca fue ni la sombra de lo que era y si mal no recuerdo Osvaldo Duvergel el Guantanamero.hay decisiones que giran el destino,las hay para bien y para mal,este caso es un ejemplo fehaciente de lo 2do.

  7. Seria interesante que alguien pudiera documentar una lista de esos buenos lanzadores de la isla que vieron sus brazos afectados por la negligencia revolucionaria y la locura de ganar de directivos a todos los niveles, sin importar el futuro de esos peloteros.

Responder a pedro 86 Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*