La rotación abridora de los Dodgers, el talón de Aquiles puesto en la lupa

Por Jesús Alaín Fernández/ @JesusLCA2017

Lo prometido es deuda. Aprovechando además que los Dodgers de Los Ángeles anunciaron oficialmente su roster de 28 para el “Opening Day” estaremos dando un recorrido por dentro de la rotación abridora del equipo que lidera el primer “Power Ranking” dado a conocer en el temporada 2022.

Como es conocido ha sido anunciado Walker Buehler para lanzar en el día inaugural ante los Rockies de Colorado en Denver. El número 21 de los Dodgers estaría poniendo el punto sobre la i, en su caso, para liderar la rotación abridora de los chicos en azul.

Walker tuvo una temporada 2021 consagratoria en la que los temores de las ampollas se alejaron mientras dejaba una efectividad (2.47) que fue contendiente para el Cy Young de la Liga Nacional hasta el último minuto. Su porciento de bateadores ponchados (27.7%) es mejor que la media de la Liga (22%). El de bases por bolas también es mejor (6.3%) que el 8.4% que se promedia en el Big Show.

¿Dónde los números de Buehler caen hasta la media y tiene que enfocar su potencial de mejora? El porciento de bolas bateadas con fuerza (Hardhits) fue de 37.1 en el 2021, superior a la media de la liga (35.4%) mientras que el de barrels (combinación perfecta entre velocidad y ángulo de salida para maximizar las probabilidades de éxito del batazo) fue de 6.8% (6.6% es la media de toda la MLB).

Walker ganó en 16 ocasiones y pasó por primera vez en su carrera de la marca de 200 entradas lanzadas (207.2), se mantuvo sano e incluso en la postemporada hizo gala de recuperaciones bien breves para lanzar con descanso limitado y tener buenas actuaciones. Podría estar rozando las 20 victorias en el 2022 para la causa azul.

La segunda posición en la rotación abridora será para el lanzador que finalmente, luego de varias temporadas abriendo partidos o viniendo desde el bullpen, se hizo de un puesto estable y cumplió como solo los grandes pueden hacerlo. Julio Urías fue el único lanzador en pasar de la cifra de 20 victorias en todas las Grandes Ligas en el 2021. Se convirtió en el tercer mexicano en lograr la marca y el segundo en llevarse el liderazgo de victorias a casa.

De paso, Urías logró el mejor record de victorias y derrotas (.870) en la historia para un lanzador mexicano con más del 60% de sus salidas abriendo encuentro (32 de 32). Solo en tres ocasiones cargó con el revés y también esa es una marca notable.

En el caso de Julio, sus porcientos de ponchados, de bases otorgadas, de conexiones con potencia o de barrels son mejores que los promedios de la liga. Se mantuvo con salud durante toda la temporada y solo perdió unos días en agosto por un bolazo en una pierna. De mantener la efectividad por debajo de tres (2.96 en el 2021) y el Whip en 1.018 en 185.2 entradas el zurdo de Culiacán será otra piedra angular en las aspiraciones de los Dodgers. Su aporte deberá estar sobre las 18 victorias en la temporada regular.

El tercer puesto en la rotación es de lujo. Quizás el lanzador que mejor se mostró durante la primavera en Camelback Ranch y que firmó por el regreso a Los Ángeles al menos por la temporada 2022 fue Clayton Kershaw. El zurdo ganador en tres ocasiones del Cy Young, ocho veces All Star, en cinco oportunidades ganador del título de picheo, un MVP, una triple corona y un anillo de Serie Mundial con los Dodgers ha probado su capacidad para adaptarse y reinventarse.

Una lesión lo apartó en el 2021 de casi media temporada pero los números que venía poniendo lo mantienen dentro de la élite del picheo abridor. 13 de las 22 aperturas realizadas fueron de calidad. En cuatro ocasiones dejó al rival en cero anotaciones mientras que en cinco solo permitió una carrera por lo que su efectividad quedó en 3.55 con 144 ponches en 121.2 entradas de labor.

En una dinámica similar a Walker Buehler, Clayton tiene números positivos en porcientos de ponchados y bases por bolas pero le pegan con fuerza en más ocasiones que al promedio de los lanzadores.

Como su recta ha perdido más de tres mph en las últimas cuatro temporadas su uso disminuyó desde el 46% de los picheos hasta el 36%, estando la diferencia sobre todo en el incremento de las sliders lanzadas. El resultado, el porciento de whiff (swings fallados) logrado en el 2021 es superior en 10 puntos a la media de la liga y en 5.1 al propio promedio de su carrera como lanzador.

Si Clayton se mantiene sano y allí tenemos una incógnita (aunque él ha asegurado que cuando se decidió a firmar con los Dodgers es porque tenía seguridad que los problemas quedaron atrás) pudiera aportar cerca de 15 victorias al equipo, además de dejar encaminados otros encuentros que el bullpen se encargaría de rematar.

Y aquí es donde empiezan los problemas para los Dodgers de Los Ángeles del 2022.

Dividamos las opciones en cuatro categorías y analicemos:

  • Lista de lesionados: Dustin May, quien a todas luces es dueño de un puesto en esta rotación, se encuentra en pleno proceso de recuperación de la cirugía Tommy John y y no podrá llegar hasta la recta final de la temporada al box de Chávez Ravine.
  • Licencia Administrativa: Trevor Bauer ha sido un caso de estudio, análisis y reflexión para los Dodgers. Solo pudo aportar 17 aperturas en el 2021 con ocho victorias y una efectividad de 2.59. Su calidad no está en lupa aunque sería una incógnita por tener casi un año sin competir. De licencia administrativa nuevamente hasta el 16 de abril, fecha en la que las Grandes Ligas deberán de una vez y por todas pronunciarse sobre su situación. A su favor que no hubo caso en fiscalía y que además cumplió meses alejado de los terrenos en el 2021. En su contra que la MLB tiene una rivalidad “personal” con Trevor que puede llevar a medidas extremas. El indicio aquí es la escasa movilidad de los Dodgers en un tema que a todas luces es vita.
  • Desde adentro, más hecho y con alguna experiencia Tony Gonsolin se muestra como dueño del cuarto puesto, y el recién llegado Andrew Heany del quinto, al menos de forma provisional. Gonsolin como abridor en el 2021 lanzó para 2.86 en 13 salidas. En negativo que su promedio de entradas por apertura no llegó a cuatro obligando al bullpen a trabajar temprano.

De Heany, ¿qué decir? El exlanzador abridor de las Yankees se guardó en sus estadísticas una efectividad de 5.83 con ocho victorias y nueve derrotas en el 2021. En la primavera, 5.1 entradas y 10 carreras limpias permitidas mantienen el nivel de susto al máximo sobre su uso y efectividad. Con una recta de cuatro costuras, curva y cambio cerca de la media no parece tener demasiado sobre lo que apoyarse para consolidarse en la rotación y no dar paso a alternativas definitivas en la medida en que se dispongan de ellas

  • Prospectos: Parece que es la segunda apuesta de Friedman y compañía. A lo visto con Bobby Miller y Ryan Pepiot durante la primavera y de acuerdo a lo que Andre Jackson y Mitch White han mostrado en el nivel de Grandes Ligas, alguno de estos nombres podría, en caso de que Andrew o Tony no encuentren la forma de asegurar un ritmo de al menos 15 victorias, llegar a adueñarse de un lugar en la rotación.

Como se ve, los puestos cuatro y cinco de la rotación son agujeros en la armadura de los Dodgers de Los Ángeles, por donde se pueden esfumar unas 20 victorias si todo no funciona como se necesita. A las 53 victorias esperadas a garantizar por los puestos del uno al tres se necesitan sumar al menos 24 o 26 más, para llegar a la cifra de 77 o 79 en total, esperando el resto desde el bullpen. Acá los Dodgers tienen una asignatura pendiente y que seguramente será la que defina el éxito de la temporada.

Llegó el día inaugural y con él termina la especulación. Sobre las decisiones de Dave Roberts o movimientos de última hora estaremos hablando.

No dejes de leer y seguirnos para estar al día con el mundo de los Dodgers de Los Ángeles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba