Por Pablo Pichardo

El encuentro para el antillano concluyó con una noche perfecta ante los envíos de los lanzadores de Cagua, al conectar tres imparables en igualdad cantidad de oportunidades, además de sumar un  boleto para de esta forma elevar su promedio de bateo hasta .667 con OPS de 1.417 en las dos primeras jornadas.

Castillo en su primer turno conectó imparable en un rolling lento por tercera base que se le hizo imposible a Edwin Díaz, mientras tres capítulos más tarde era enviado a primera base por boleto.

En el cierre de la sexta entrada llegó por tercera ocasión al cajón de bateó y disparó una fuerte linea que pico en el jardín central. Por último en la octava con dos out en la pizarra cerró su brillante actuación con sencillo al jardín derecho.

Durante el pasado invierno el avileño formó parte de la selección de los Naranjeros de Hermosillo en la Liga Arco Mexicana del Pacífico, donde logró promedio de .327 con cuatro carreras impulsadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio