Serie 59… la temporada de los excluidos

Así caminan las cosas hoy con estos peloteros, unos con mejor actuación, otros engrasando sus mecánica para adentrarse otra vez en nuestra pelota; todos siendo foco de atención y dándole un poco de aire a la Serie 59
Así caminan las cosas hoy con estos peloteros, unos con mejor actuación, otros engrasando sus mecánica para adentrarse otra vez en nuestra pelota; todos siendo foco de atención y dándole un poco de aire a la Serie 59

Por Alexander García Milián

Cuando la nueva temporada del béisbol cubano ya cerró su primer tercio; cuando eso pasa las novedades que llegan desde el frente, pues ahora si hay novedades, no como en la película; las novedades van desde la cruenta parsimonia de una pelota mediocre hasta los leves matices positivos que van asomando en el torneo.

En este comienzo pudiéramos hablar de varios temas; el paso de los espirituanos que llegaron para demostrar que el bronce de la Serie 58 no fue casualidad. De igual modo el excelente arranque de los Toros de Camagüey, va colmando las esperanzas de los aficionados en esa provincia; el regreso de Miguel Borroto va resultando un aliciente ideal para concretar las buenas opciones que tiene esa selección repleta de jóvenes talentos.

En el plano individual, la labor desplegada por Lisbán Correa va acaparando todos los titulares y muchos ni se acuerdan ya de la ausencia de Mayeta. Aquí la sorna merodea un poco, pues hasta hace unos años el capitalino era famoso pero por salir bate en mano en aquel juego de Playoff contra Sanctis Spiritus; hoy, las cosas han cambiado y va resultando el eslabón más alto de la Serie en materia ofensiva.

Pero sin dudas, todos los cintillos se lo llevan los excluidos, buenos hasta este año eran excluidos, hoy hasta de posibles salvadores los pintan.

Por un lado el ya mencionado Correa le ha puesto sazón a los lanzadores rivales y su rendimiento va siendo puntal para las aspiraciones capitalinas.

En otro eslabón tenemos a Lerys Aguilera- el Búfalo- que con su regreso a Holguín, le agrega más vitamina a las posibilidades de la escuadra que dirige Noelvis Gonzalez.

De igual modo, una de las sensaciones para esta campaña es el camagüeyano Leslie Andenson, que no pudo probarse en Grandes Ligas pero fogueado en las Menores y otras lides internacionales como la nipona. Si el experimentado  inicialista rinde siquiera al 50 por ciento de sus probabilidades, lo de los Toros no será un juego y ya en este inicio lo están demostrando.

Para ir cerrando por ahora, colocamos al guantanamero Yoilan Cerce, un hombre temido hace unos cinco o seis años por sus líneas atronadores y la facilidad para sobrepasar los cien imparables por campaña. Amén de que los Indios no ostentan opciones reales de luchar por la clasificación, el antesalista puede ser un excelente refuerzo.

El cienfueguero-matancero Erisbel Arruebarruena roba cintillos a palo limpio, con la nomenclatura de ser el primero en la historia en jugar MLB y regresar a las Series Nacionales.

Así caminan las cosas hoy con estos peloteros, unos con mejor actuación, otros engrasando sus mecánica para adentrarse otra vez en nuestra pelota; todos siendo foco de atención y dándole un poco de aire a la Serie 59.

Nos vemos a la vuelta.

3 Comments

  1. Habrá que seguir pensando en un equipo CUBA con todas las figuras, sin excluidos. Cuba es uno de los países donde el beisbol se juega con más pasión y entrega en el mundo. Es nuestro indiscutible deporte nacional; sin embargo, es penoso que cuando llega el Clásico haya equipos como Italia, Israel o Australia, que se presenten con más jugadores de ligas mayores que Cuba. Y no se trata de que no haya cubanos en las mayores, sino que no les permiten jugar con su equipo nacional. Y no me hagan el cuento del fracasado acuerdo MLB/FCB; porque desde mucho antes de esas negociaciones se habían jugado varios clásicos sin que las autoridades deportivas cubanas llamaran a los jugadores al equipo nacional. Incluso, en el primer clásico, en el que Cuba, con su equipo «amateur» llegó a la final, se levantaron voces diciendo que nuestro equipo había llegado a la cima del beisbol mundial demostrando que nuestro sistema era muy superior al de otros países. No nos hagamos más la pregunta de cuál es el problema para que nuestros peloteros no puedan jugar con el equipo nacional. La clave está en solucionar el problema.

    • jorge te recuerdo que no solo basta con que cuba los autorise recuerdas que todos esos peloteros cubanos que juegan en las mayores ya no son esclavos del gobierno cubano ahora son profecionales y por lo tanto pertenecen a organizaciones de GL las cuales son las que le pagan por lo tanto mientras tengan un contrato con esos equipos solo podran jugar si les otorgan dicho permiso porque son muchos los jugadores de otros paises como RD venezuela PR mexico etc etc que los equipos simplementes no les permiten por las razones que a ellos les de la gana pues al final son los que le pagan tenga ud buen dia

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*