Si Matanzas gana, ¿cómo recordarías a Víctor Mesa?

Víctor Mesa no ganó un campeonato en su carrera de 15 años como manager en Series Nacionales

Víctor Mesa no ganó un campeonato en su carrera de 15 años como manager en Series Nacionales
Víctor Mesa no ganó un campeonato en su carrera de 15 años como manager en Series Nacionales (Foto: Carolina Vilches)

Por Enrique Rey / contacto@swingcompleto.com

Abría y cerraba su mano derecha sin parar que, con la tensión del momento comenzaban a ponerse sudorosas. Su mirada estaba fija en el hombre que intentaba salir a flote, trepado en la colina de los martirios. En algunos segundos durante aquella noche del 18 de junio de 2013, hace casi siete años, raramente, Víctor Mesa, parecía estar mudo. Se encerró en una esquina del extremo izquierdo del dugout de los Cocodrilos, aferrado a celebrar un “escón de leyenda” o, tal vez pidiéndole a los “santos”, pero lo cierto era que el polémico e inquieto manager matancero no se movió ni un segundo.

Subió su brazo izquierdo sobre la baranda del banquillo, en la puerta de la cueva, y recostó su codo derecho al pie, que parecía sembrado en la arcilla delante del dugout de los visitadores en el estadio Augusto César Sandino. Ahí, en ese mismo escenario donde brilló muchas veces y protagonizó incontables momentos de glorias e inolvidables triunfos, VM32 parecía estar cuestionándose.

Cuando eso sucedía, el “show Mesa” casi siempre se cerraba como una ostra. Cualquiera que haya estado en un dugout con el ‘querido y odiado’ mentor, sabe que, cuando Víctor se cierra, es mejor dejarlo solo. Tranquilo. Meditando, a diferencia de las tantas veces que se precipitaba para tomar una decisión.

Pero sucede que, aquella noche, aunque VM32 nunca lo confesara, sí estaba preocupado. Nadie lo escuchó en ese instante ensordecedor dentro del final de la sexta entrada en el “Sandino”, pero el silencio de Víctor Mesa lo revelaba. Nadie se movió, al menos en la “cueva de los Cocodrilos”. Pendiente a cada detalle pero sin moverse, VM32 se preguntaba, digo yo, que no dejé de mirar cada uno de sus gestos (televisados) en aquel instante, si la vida lo recompensaría con ese ansiado campeonato que tanto buscó.

O, quién sabe… quizás no pedía tanto… Tal vez, quería simplemente que sus Cocodrilos salieran de aquel atolladero, pero la vida no le sonrió, y su principal “pesadilla”, el icónico número “13” de los villaclareños, clavó el puñal de la venganza con un ‘Grand Slam’ que aún no ha caído.

Cuando el elevado bestial de Ariel Pestano Valdés se perdía en la noche santaclareña, el legendario cátcher, ese mismo que VM32 no convocó al III Clásico Mundial de béisbol, se sentía el hombre más feliz del universo. Para entonces, la derrota apretó la garganta de Víctor Mesa, quien, como lo hacen sólo los grandes —honor a quien honor merece—, lo intentó una y otra vez.

Sin embargo, aunque el terreno de béisbol y la vida te premian el esfuerzo, cuando no te toca, ¡no te toca! Y, lamentablemente, para los seguidores de VM32 y aquellos fanáticos yumurinos que no dejaban de soñar con el éxito, debieron conformarse con las vivencias heredadas de aquellos ilustres Henequeneros que se hicieron inmortales en la pelota cubana a inicio de los noventa.

En el béisbol y la vida, no hay nada que le duela más a Víctor Mesa que una derrota, y eso es porque, con defectos y virtudes, siempre fue un ganador, al menos como atleta. Sin embargo, como director, ni siquiera con la tenacidad de 15 años lo pudo lograr.

Estuvo cerca varias veces del título, pero cada año tuvo que conformarse con el calificativo de “segundón” o “Compay segundo”, dos conocidos apodos que la fanaticada le colgó, pues sus naranjas explosivas cayeron admitiendo sendos pases de escoba frente a los Industriales de su amigo, Rey Vicente Anglada.

Aquella experiencia en los primeros ocho años de este Siglo XXI, le sirvió a VM32 para seguir soñando, hasta que luego volvió con los Cocodrilos de Matanzas. Dirigió seis años más, condenado al tercer lugar cuatro veces, y salió eliminado en dos finales, aquella ante Villa Clara en 2013, después de su partida, y otra al año siguiente, asfixiado por el tabaco pinareño de Alfonso Urquiola.

En cada intento, incluso cuando cumplió su sueño de tomar las riendas de los Azules de la Capital, Víctor Mesa entregó alma, corazón y vida, pero no pudo ganar. Tal vez es una condena, o simplemente un ‘capricho’ en las encrucijadas de la vida, o el destino final que le tejieron los “Dioses del béisbol”.

Sabemos de todas sus decisiones polémicas que le costaron partidos y, a la postre, campeonatos, pero ¿todo era su culpa?… ¿O los jugadores y equipos que manejó, al final, no eran tampoco lo suficientemente buenos como para imponerse?

Aquí, si nos quitamos la venda del fanatismo, tenemos que navegar en ambas aguas: Es cierto que VM32 le imprimía demasiada presión a sus jugadores, pero también les inculcó valores y fundamentos para defender su camiseta dentro y fuera del diamante.

Presionó, pero también ayudó, inculcando sus conocimientos y dando el corazón junto a buena parte de los que lucharon a su lado.

Tenía muchos defectos, incluso, posiblemente muchos más de los incontables gestos que hacía cuando subía al montículo a extraer a un lanzador, pero también hizo soñar a una provincia tradicionalmente beisbolera como Matanzas, que había perdido las esperanzas en sus jugadores.

Sin embargo, el resultado, al final, no fue el esperado, y entonces, las críticas siempre superaron a quienes, como este servidor, también admiraron su obra y todo lo bueno que entregó.

Pero, sin dudas, eso no fue suficiente. Y eso no podemos maquillarlo.

Ahora, a casi dos años de su momentánea partida de los diamantes beisboleros, de la silla caliente de un manager de pelota —quién sabe si volverá—, el legado que dejó VM32 también es parte de todo lo que están logrando estos Cocodrilos dirigidos por Armando Ferrer, pero el gran crédito no será para el “Show Mesa”.

¿O me equivoco? Es obvio. Si Ferrer gana, será el gran héroe sin dudas, pero el legado de Víctor Mesa aún sigue impregnado en el ADN de este equipo.

Por estos días, mientras los Cocodrilos parecen estar en su año, cada vez más cerca del título nacional, yace un espíritu, un fantasma, que sonríe, discute, lucha, se enoja, protesta sin parar, pero ama el juego: Ese es el efecto que dejó VM32 en esos jugadores y una provincia entera que vio de vuelta sus esperanzas, como cuando soñaron viendo a aquellos Henequeneros de los noventa.

Si no fallan los pronósticos, muy pronto los Cocodrilos estarán subiéndose a lo más alto del podio. Para entonces, ¿qué sentimientos te invadirían? ¿Sería justo recordar a VM32?

La historia se impone, pero mandan los sentimientos: Yo creo que sí.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

28 Comments

  1. Victor Mesa fue un excelente pelotero pero como manager dejó mucho que desear. Su legado con Matanzas es cuestionable, al ser demasiado voluntarioso y mimado por las autoridades. De su ejemplo perdurará en socotroco que estando en el banco blandió un bate y agredió a otro jugador sin que ninguna autoridad tomara cartas en el asunto, por citar un ejemplo. De su paso por Matanzas se recordará la desmedida importación de peloteros que llevó a la provincia en las categorias infantil y juvenil a ocupar el ultimo lugar mientras estaba en el segundo en la nacional siendo un freno al desarrollo del beisbol local. Parece que Ferrer podrá hacer justicia pues fue segundo cuando el Henequedneros de Sile Junco logró el campeonato y él fue su segundo. Ojalá le den una casa en Santa Marta como la que le dieron al «payaso Mesa».

      • Camarada Joseito Oro,

        Sigue usted delirando con sus arranques revolucionarios, ofendiendo a los que les ha dado la gana de escapar de ese regimen de ruina y represion que solo los gangsters, los verdaderos traidores de Punto Cero y un par de trasnochados se empenan en defender.

        Por favor, no olvide tomar sus pastillas para controlar esos impulsos esquizoides proletarios y si no las encuentra por el bloqueo se las podemos enviar. Tampoco olvide sus consultas con el psiquiatra del policlinico.

        Un abrazo revolucionario y pa’ lo que sea Fidel, pa’ lo que sea!

  2. victor es uno de los seres mas despreciables y poco protocolarios del baseball revolucionario cubano.lo confirma haber inducido a su hijo a darle la espalda a su formacion para luego ir el detras.le fallo a su provincia,a su pais,a su gente,pero sabemos que alguien tan desvergonzado como el no debe sentir remordimiento.

    • POR FAVOR DETENGANSE QUE ESE HOMBRE DE PELOTA EN SUS VENAS CONDUJO A ESE EQUIPO PENDEJO PORQ SI ERAN Y SIN PENDEJOS ALA FINAL VARIAS VECES…SIENDO EL SOTANERO DELA PELOTA CUBANA…TODOS TENEMOS DEFECTOS SI…REAL LO QUE TODOS NO SABEN LLEGAR ALA FINAL COMO EL Y SOLO EL LO HA HECHO…EL ULTIMO JUEGO LO GANA CUALQUIERA Y COINCIDO Q NO FUE SU CULPA 100 %…X ATLETAS COMO EL 32 JUGADOR Y DIRECTOR SE REVIVIÓ LA PASSION DEL BEISBOL EN ESTA ISLA..RESPETENSE

    • Muy bueno este trabajo periodístico sobre el baseball y específicamente VM32, soy de Matanzas y es muy cierto que hay que agradecer lo que hizo por nosotros, lleno los estadios, buscó recursos donde apenas hay, con su perseverancia incluyó a un montón de personas y algunos organismos del estado, todo en función de embellecer y reparar nuestro estadio que estaba en ruinas, nunca pudo ser campeón pero solo el pudo lograr tener en vilo a toda una provincia, solo el tenía la química para traer polémica y sobre todo llenar estadios, gracias a Victor Mesa por enseñarnos a soñar y luchar por un campeonato, realmente como amante del baseball, lo llevo en mi corazón y si finalmente Varadero
      DeMatanzas se lleva el trofeo d la 59 serie, entonces pienso que Victor tiene una alta cuota de sacrificio y responsabilidad por ese logro.

      • Para mi fue un gran director que apareció cuando matanzas más necesitaba una dirección certera, no logró un campeonato pero sacó a matanzas del pozo donde estuvo metido muchos años, nada que para mí si tiene que ver en mucho si matanzas se alza con el triunfo, el también se lo merece y sin dudas es merecedor de esa victoria como cualquier yumurino. Mil gracias a ese que si brilló

  3. Siempre que oigo decir que Víctor Mesa no fue un director ganador me asombro de tan grande DISPARATE, puede que no haya sido champeonista pero que no ha Sido ganadooor? . Busquen el average de todos los directores de nuestras series y seguro que Víctor está entre los primeros y si Matanzas soñó y se ilusionó fue por Víctor Mesa porque no olvidarse que un lugar 14 o 15 en Matanzas pasaba sin penas ni glorias , era indiferente , en el Victoria de Girón no iban 150 personas a ver un juego, por favor seamos justos y reconozcamos y si alguien tiene una cuota importante de responsabilidad por no llegar a la codiciada meta (el 1er lugar) la tiene los atletas que al fin y al cabo son los protagonistas , que Víctor tiene defectos? si , es un ser humano pero es un hombre todo béisbol , siente y respira por el béisbol y vivió para el béisbol ojalá tuviéramos muchos Víctor Mesa

    • POR FAVOR DETENGANSE QUE ESE HOMBRE DE PELOTA EN SUS VENAS CONDUJO A ESE EQUIPO PENDEJO PORQ SI ERAN Y SIN PENDEJOS ALA FINAL VARIAS VECES…SIENDO EL SOTANERO DELA PELOTA CUBANA…TODOS TENEMOS DEFECTOS SI…REAL LO QUE TODOS NO SABEN LLEGAR ALA FINAL COMO EL Y SOLO EL LO HA HECHO…EL ULTIMO JUEGO LO GANA CUALQUIERA Y COINCIDO Q NO FUE SU CULPA 100 %…X ATLETAS COMO EL 32 JUGADOR Y DIRECTOR SE REVIVIÓ LA PASSION DEL BEISBOL EN ESTA ISLA..RESPETENSE

  4. Lo recuerdo como un gran manager ganador aunque no campeon pero formador de equipos descubridor de talentos y quien un monton de jugadores le debe ser mejor. las bases de VillaClara y Matanzas hoy son gracias a Victor.

  5. Buena parte de todo lo que es hoy Matanzas, se lo debe sin dudas a VM32, fue un genio del beisbol, ojala algun dia se den cuenta y te entreguen los Marlin, el inculcaba deseos de jugar llenaba estadios de pelota, como manager y como pelotero, hace falta muchos VM32 en la pelota cubana

    • Yo me maravillo con todo lo que hablan,victor revivio la pelota en mtz,ok,pero quien la dejo morir?,sile junco gano en el 90 y 91 con peloteros matanceros,solamente carlos kindelan no lo era,y sin tanto apoyo,hasta se dio el lujo de prescendir de de buenos peloteros matanceros como pablo hdez y juan luis baro ademas ferrer era parte de ese cuerpo de direccion,entonces pregunto,siempre tuvimos en matanzas la calidad de direccion? y hasta ahora nos damos cuenta.La historia es muy bonita hay que estudiarla.

  6. VMM32, es muestra de la impotencia y de la poca o ninguna pedagogía que tuvo pese a que había que llamrlo «Profesor», cuando todos incluyendo al despretigiado hvc, sabían que no tiene características para dirigir, pero a ese sr se le permitio cuanto quiso e hizo en nuestro beísbol, la vida fue tan cruel que lo último que hizo fue dirigir a los Industriales y pese a su bombo y platillos no logro campeonato alguno, reiterando que con sus metodos de arrogancia, prepotencia no se logra ganar el bueno, creo que al nuevo profersor burroto, disculpenme borroto le va a pasar igual, apartir de tantas declaraciones en las conferencia de prensa y no saber guiar a su equipo a ganar el bueno

  7. Sin lugar a dudas el resultado de Matanzas en esta serie se debe en gran medida a lo que hizo Víctor por esa provincia. Hay peloteros que maduran tarde pero el confío en ellos y les dió lugar. Dime: Yera, Gracial, Jefferson, Santoya. Esos junto a otros son del team de Víctor.

  8. Mi opinion en particular concidero a victor mesa un gran pelotero,brillo mucho como jugador,pero de hay a director NO el fue un director prepotente,oportunista y muchas cosas mas faltandole el respeto a jugadores y arbitros mas bien lo concidero un domador,no un entrenador siempre usando el latigo y asiendo lo imposible para su bien personal o familiar ,no recuerdan cuando quito a guillermo heredia para abrirle paso a su hijo,lo hizo quemar etapas a sabienda q no tenia calidad penso mas en el q en el equipo hasta lo puso cuarto bate sin tener p ello asi lo demuestran sus numeros en series nacio ales,hablar de las cosas q hiso en el pasado ya no vale la pena el tiempo nos dio la razon sobre q realmente era lo q le interesaba ,hoy matanzas si gana o no nada tiene q ver con el ,hoy existen refuerzos ej en el juego de hoy mtzas vs camaguey los matanceros de nueve peloteros tenia jugando seis impirtados(refuerzo) cuando el vino a dirigir a mtzas,siempre se reforzaba antes de comenzar la serie nacional y asi y todo nunca gano ,na q la plaza de director le queda grande,

  9. Tengo q ser honesta, primer comentario sensato, riguroso, cierto y no venenoso que leo en este sitio. Coincido con Ud 100%. VM32, tiene indudablemente una cuota importante en el desarrollo de Matanzas

  10. Swingcompleto busca cuantos entrenadores de la MLB nunca han ganado anillo de serie mundial y cubanos directores y Vera’s no solo es victor Mesa . VM grande entre los grandes . De equipos sotaneros a finalists. Ahora SC cuantos novatos manager llegan y gana en la MLB en su primer año. Varios . Espero aunque sea algun dia esos que comentan lleguen a ser tan siquiera payasos.

  11. Pase lo que pase lo recordaré como un mánager que ,a pesar de sus defectos y de no haber ganado fue muy consistente llevando a un equipo sotanero varias veces a las finales. Eso es muchísimo más difícil que ganar una temporada.

  12. El trabajo y la energia que se gasta en sacar un equipo sotanero y llevarlo a un segundo o tercer lugar en varias temporadas es mucho mayor y meritorio. El trabajo y la energía que se gasta en imprimirle el béisbol a cada uno de sus jugadores para hacer que se llenen los estadios y pongan a soñar a los matanceros es mucho mayor y meritorio. La explosión naranja se robó 8 veces el home y era eso lo que él siempre quiso inyectarle a sus jugadores: esa explosión. Y removió el béisbol no solo en Matanzas, también en el país. Cuando sumemos las veces que quedó segundo y tercer lugar dirigiendo equipos tendremos matemáticamente hablando un resultado mucho mejor que muchos directores de equipos. Y no olvidemos el cuerpo de dirección que escogió como Rogelio García, Armando Ferrer y otros. Un monumento para Victor Mesa en vida por todo lo que ha hecho por el béisbol cubano!

  13. El trabajo y la energia que se gasta en sacar un equipo sotanero y llevarlo a un segundo o tercer lugar en varias temporadas es incalculable. Como también lo es el trabajo y la energía que se gasta en imprimirle el béisbol a cada uno de sus jugadores técnico y tácticamente para hacer que se llenen los estadios y pongan a soñar a los matanceros. La explosión naranja se robó 8 veces el home en su etapa como jugador y era eso lo que él siempre quiso inyectarle a sus jugadores: esa explosión. Y revolucionó el béisbol no solo en Matanzas, también en el país. Porque estaba en cada detalle del juego como nadie. Cuando sumemos las veces que quedó segundo y tercer lugar dirigiendo equipos tendremos un resultado mucho mejor que muchos directores de equipos aunque nunca haya llegado al trono. Y no olvidemos el cuerpo de dirección que escogió como Rogelio García, Armando Ferrer y otros. Ellos también tienen su mérito. Un monumento para Victor Mesa en vida por todo lo que ha hecho por el béisbol cubano!

  14. Gracias virtor mesa por la preparación durante su dirección ar equipo de matanzas de mucho que a servido muchas felicidades al equipo de matanzas y a su director felicitaciones

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*