Por José Alejandro Rodríguez Zas

El equipo de los Toros de Camagüey ha sido uno de los principales animadores de la Serie Nacional en la historia. Luego de ser protagonista de las postemporadas en varias décadas, sufrió un bajón en sus resultados, pero desde hace al menos un lustro, ha regresado a los planos estelares, llenando de regocijo a los fanáticos agramontinos.

Te puede interesar: MITO BEISBOLERO: «Para ganar se necesitaban 4 cubanos»

Con Miguel Borroto al frente y con un conjunto donde se mezclan peloteros experimentados con jóvenes figuras que van en ascenso, más el aporte de los refuerzos en determinados momentos, los camagüeyanos han llegado incluso a discutir el título de Cuba, a pesar de caer derrotados ante los cocodrilos de Matanzas.

Si bien en la pasada serie 60, los toros quedaron fuera de los playoffs, sus seguidores no pierden la esperanza de verlos de regreso en la fase decisiva en la siguiente campaña y ese equipo a devuelto el hambre de beisbol y de éxitos a la provincia.

Te puede interesar: Estrellas de Cuba y Dominicana COMPARTIERON en playa quisqueyana

Sin embargo, además del aporte puramente deportivo, hay un personaje que se había encargado, día a día, de llenar de alegría el estadio Cándido González en los últimos años. alguien muy querido por los aficionados camagüeyanos, una persona sencilla, humilde, jovial, amigo de sus amigos y hasta de sus enemigos, si es que tuvo alguno. Una persona admirada y querida por todos en la provincia.

Nos referimos a Fernando Santos Cañizares, o simplemente Fernandito, como se le conoce entre sus amigos y dentro de la familia beisbolera, el hombre que daba vida a la mascota del equipo de Camagüey, quien falleció este domingo 28 de noviembre, según reportaron varias fuentes cercanas al conjunto y amigos personales que se comunicaron con Swing Completo.

Según reportó el periodista Feliz Anazco en 2019 para el periódico provincial Adelante, Fernandito llegó al terreno del Cándido González un 21 de septiembre de aquel año, siendo capaz de «armar un show en una cuarta de tierra» y de «levantar a miles de sus asientos con un simple movimiento de batuta», con un look que fue cambiando, poco a poco, desde un rústico atuendo hasta un disfraz «con todas las de la ley».

«Me presenté a la convocatoria y los funcionarios del INDER me pusieron a prueba en el último juego de la subserie frente a Villa Clara. Después de ese día, decidieron que yo reunía todas las cualidades histriónicas para ser la mascota del equipo», dijo Fernandito en la citada publicación de Adelante.

«Nunca pensé que este sería mi personaje más célebre. Muchos se detienen en la calle para saludarme y felicitarme por lo que hago en el estadio. Incluso piden hacerse fotos conmigo sin el disfraz. Eso me encanta y obliga a hacer mejor mis presentaciones en cada juego. He estudiado y visto videos de cómo actúan las mascotas en el mundo para enriquecer el repertorio del Toro de la Llanura. Tengo que desarrollar dinámicas de interacción con el público que creen un ambiente agradable y participativo», agregó Fernandito.

Te puede interesar: REGRESÓ A CUBA otro pelotero de Grandes Ligas

«Estoy realizado haciendo esto. Acompañaré al equipo en las buenas y en las malas, como hacía cuando era un aficionado más en las gradas. Sigo a Camagüey desde joven y tengo muy buenos recuerdos apoyándolos en terrenos de todo el país. Solamente he cambiado del rol; y me han modificado hasta el nombre: ahora soy el Toro Fernando», concluyó entonces el hombre que dio vida a tan pintoresco pintoresco personaje, el cual será recordado por siempre entre los seguidores de los Toros y su ausencia de hará sentir en las gradas del Cándido González.

Llegue a todos los amigos y familiares del querido Fernandito, las más sinceras condolencias de parte de todo el equipo de Swing Completo y de la afición deportiva cubana.

Te puede interesar: ESTÁ EN CUBA: Yuriorkis Gamboa sacó video entrenando EN EL MALECÓN

3 comentarios en “ÚLTIMA HORA: Falleció pieza clave de los Toros de Camagüey”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba