Por Alexander García Milián

Si me pregunta ahora mismo- ¿cuál es la gran decepción de la Serie 59?- diría sin ningún tipo de reparos que Villa Clara; pues resulta incomprensible el hecho de que el subcampeón nacional en la pasada edición, ahora está topando el bronce entre los colistas del torneo.

Al mirar la nómina del equipo, vemos que la base es la misma de ese que clasifico como cuarto tras la primera ronda en la pasada contienda, que fue tercer lugar al final de los 90 juegos y que perdió con La Tunas un disputado Play Off en la final.

Con lanzadores sobrados de nivel como Freddy Asiel y  Alain Sánchez, así como los talentosos Pablo Guillén y Javier Mirabal junto a la experiencia de Robelio Carrillo; sería de locos no dar a los leopardos entre los seis pero no, quiso el destino o la desidia que en este trayecto del campeonato estuvieran empacando maletas desde hace rato.

Al seguir los  juegos de los azucareros puede notar a un equipo falto de ganas, de deseos, de esa maña propia de los elencos del centro del país, del juego chiquito; Yeniet Peréz cometiendo errores infantiles, ansioso con el bate, un veterano como Andy Zamora carente de ese tacto que lo convirtió en su momento en uno de los zurdos  más peligrosos del país, un novel como Juan Carlos Lopéz ahogando sus esperanzas entre  cruentas marfiladas al campo y ponches sin tirarle.

Las excusas se cuecen entre rumores y sucesos nebulosos, que si Paret no tiene apoyo, que si hay desunión, que si esto, que si aquello, viene un hombre que es rey en las provinciales- hasta ahí, un descarte diría- como Yandy Canto y es el tipo que más batea dentro de la selección.

Con los equipos grandes es así, aunque ya de grande solo le queda la etiqueta a Villa Clara, un poco de mística y dos o tres figuras que a ratos evocan las glorias pasadas.

Cuando ahora el huracán se lleva a Paret y su banda, todos hablan y creo todavía que muy poco; Santiago regresa, Pinar se tambalea y seguro se queda fuera, Industriales parece cerrar la fila de los primeros ocho, Villa Clara a pensar en la Serie 60 y como van las cosas quizás en la 70.

Nos vemos a la vuelta.

4 comentarios en “Villa Clara: la gran decepción de la Serie 59”

  1. También falto el apoyo del Pcc y el Gobierno…eso es esencial…nadie se ha preguntado x q Victor sacaba a equipos del fondo y los levantaba? A pesar de no ganar el campeonato….pero el y sus discípulos apoyados a full por el Pcc y Gobierno…o nadie recuerda a mtzas…casas…motos…bicicletas eléctricas y más….jugaron estimulados….y eso nos falta mucho, pero mucho apoyo a nuestros atletas y veremos resultado en el béisbol en Cuba ..olvidemos el amor a la camiseta ya el mundo se mueve x un interés….asi son las casas de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba