Por Juan Páez

Hernández comenzó su año de la mejor manera. En el primer mes de la temporada, a lo largo de 14 juegos, bateó para promedios de .306/.327/.449, con OPS de .776, además de cuatro dobles, un jonrón, siete empujadas y 15 hits totales en 49 turnos legales.

Al cabo de sus primeros 35 compromisos disputados, el toletero zurdo exhibía frecuencias de .309/.353/.455 y OPS de .809. En 123 oportunidades oficiales, cosechó 38 hits, entre ellos nueve dobles, tres vuelacercas y 22 fabricadas para el club capitalino. Pero no todo fue color rosa para Yadiel, pues en sus siguientes 35 duelos apenas ligó para .221/.268/.337, con únicamente 10 producidas. Los altibajos empezaron.

Uno de sus momentos más destacables del año fue cuando registró una cadena de 10 juegos con al menos un hit, entre el 24 de julio y el 4 de agosto. En ese lapso, sumó 13 inatrapables en 35 viajes al box, con un doble, dos vuelacercas, cinco impulsadas y una línea de .371/.371/.571.

Si hay que traer a colación una particularidad de Hernández y su torneo 2022, debemos mencionar cómo se comportó ante el primer pitcheo. Fueron 29 los turnos legales de Yadiel que finalizaron con el primer envío del lanzador: así consiguió 13 hits, cuatro cuadrangulares, siete impulsadas y frecuencias de .448/.448/.862. De hecho, entre todos los bateadores cubanos en Grandes Ligas en 2022, Hernández fue el mejor en average y el tercero con más estacazos de vuelta completa en ese escenario (igualado con Yordan Álvarez).

Lo peor para el patrullero, de 35 años de edad, llegó a mediados de agosto, al sufrir una lesión en la pantorrilla izquierda. Tal problema físico lo envió a la lista de lesionados de 60 días y acabó con su temporada. Sin embargo, y pese a jugar menos veces, impuso topes personales en las Mayores en apariciones al plato y turnos al bate, hits conectados, dobletes, fabricadas y extrabases.

Hernández terminó su tercera campaña en la Gran Carpa con 94 encuentros, 82 hits, 16 dobles, nueve bambinazos (misma cantidad que en 2021), 41 producidas, 19 bases por bolas, 74 ponches y promedios de .269/.312/.410, además de OPS de .722. Se espera que en el 2023 tenga el mismo protagonismo con los Nacionales, compartiéndose el jardín izquierdo con Alex Call, tomado desde waivers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio