Por Yanio Zulueta

Los comentarios comenzaron a tomar categoría hace pocas horas en los grupos de Facebook: “Yasiel Santoya está pidiendo la liberación para trasladarse a La Habana y jugar con los Azules la próxima Serie Nacional”, escribieron varios de sus seguidores desde Matanzas.

Sin embargo, hasta hace pocos minutos los comentarios en Redes Sociales se hicieron realidad: En la cuenta de Facebook de los Cocodrilos de Matanzas, se informó que el inicialista espirituano de 34 años, Yasiel Santoya, pidió la liberación y se le fue aprobada.

Indudablemente, la noticia ha sorprendido a no pocos fanáticos de ambos equipos, tanto de Industriales como de Matanzas, que ya están reaccionando. Pero, realmente, si recordamos cómo terminó Santoya con los Cocodrilos en la recién concluida 60 Serie, parecía razonable que sucediera algo parecido.

Después de ser no sólo el capitán de los Cocodrilos, sino también el primera base del “Todos Estrellas” en la 59 Serie y uno de los peloteros que más contribuyó para el primer título de los Cocodrilos de Matanzas el año pasado, Santoya fue prácticamente condenado a la ‘no titularidad’ en los playoffs de la 60 Serie. Estando en plenitud de facultades, Santoya recibió sólo 18 turnos al bate y jugó apenas seis de los 15 partidos de Matanzas en toda la postemporada.

Según expresó constantemente el manager de los Cocodrilos, Armando Ferrer, la dirección era quien analizaba cada día quiénes jugarían. Y, al final, durante toda la postemporada, la decisión colectiva fue colocar como titular al fornido Yariel Duque.

¿Cuál era la diferencia? Al final, Duque jugó buena defensa—sin errores en 104 lances—, pero bateó apenas .271, sin extra bases y empujó sólo cuatro carreras en 55 comparecencias al plato. Durante toda la postemporada, hubo peloteros que jugaron incluso estando no mal, ¡sino demasiado mal con terribles slumps! ¿El principal? Erisbel Arruebarena, quien terminó bateando para un pésimo .167 en todo el playoffs y de 21-1 con 9 ponches en la final.

Sin embargo, al “Grillo” se le respetó el estatus, como también a Yadir Drake cuando no comenzó bien. Pero, ¿por qué no a Santoya? ¿Por qué tampoco a Jefferson Delgado? Al final, lo que sembró Ferrer y su cuerpo de dirección es lo que están recogiendo: Ya Santoya presentó su interés de irse de Matanzas; y se escuchan rumores de que el SS Moisés Esquerréz y el utility Sandy Menocal también desean marcharse, junto al lanzador zurdo Dariel Góngora.

¿Yasiel Santoya con los Azules?

Sí, tal y como lo lees: Santoya no sólo pidió la liberación, también ha mostrado mucho interés de jugar con los Azules durante la próxima 61 Serie Nacional. Según fuentes exclusivas que se comunicaron con SwingCompleto, Santoya tenía en mente terminar con Matanzas antes de que acabara la 60 Serie. Una de sus razones es que, en la capital, reside su pareja actual, así que probablemente luchará por incluirse entre los Industriales para la próxima campaña doméstica.

Con la salida de Lisbán Correa y el retiro de Stayler Hernández, la probable llegada de Yasiel Santoya y también el talentoso inicialista que estaba en Villa Clara por dos años, Walther Orlando Pacheco, podrían oxigenar la posición en la nómina que dirigirá una vez más Guillermo Carmona.

Durante 10 campañas con los Cocodrilos, Santoya promedió .318 en temporadas regulares, con 68 jonrones, 219 extra bases, 40 bases robadas en 60 intentos y 472 carreras empujadas en 767 juegos. A sus 34 años, su promedio de juegos jugados ha sido de casi 77 por temporadas de 90, y su rendimiento—aunque bajó un tanto la campaña pasada—se coloca entre los mejores de inicialistas en el béisbol cubano actual.

Así que ya es oficial: Santoya pidió la liberación y, como dijo Ferrer: “Todo el que no quiera jugar conmigo, lo libero”, los Cocodrilos se la dieron. La petición de Santoya de incluirse entre los Azules de la Capital es cuestión de tiempo: ¡Recuerda que usted lo leyó aquí, en SwingCompleto!

¡Manténgase al tanto!

26 comentarios en “ÚLTIMA HORA: Yasiel Santoya deja Matanzas para la 61 Serie; y quiere vestirse de Azul”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba