Por Robiel Vega/@RobielVega

Muchos dirán que el titular de la nota está errado, en definitiva, a simple vista, Yasmani Grandal se fue de 3-0, no empujó carrera y dejó a dos compañeros en circulación. Entonces, ¿Qué hace al receptor habanero digno de un titular como este?

En un partido tan reñido como el que celebraron los White Sox y los Rangers, donde la diferencia era mínima y cualquier error define la balanza para uno u otro lado, las fallas y sobre todo, las jugadas a la defensa que van más allá de lo común, toman una importancia capital.

Con el partido 1×0 favorable a los del sur de la ciudad de Chicago, en la alta de la séptima, la situación se tornaba muy complicada. Los Rangers habían colocado hombres en primera y segunda (empate y ventaja), con dos outs y conteo de un strike sin bolas, el camarero Nick Sola le cazó una slider a 88 millas al relevista Codi Heuer que salió disparada a 99.4 mph rumbo al jardín izquierdo.

La jugada pintaba para carrera, el designado de los Vigilantes, Willie  Calhoun, dobló por tercera base como un bólido rumbo a la goma. El jardinero izquierdo, Billy Hamilton, desde una distancia de 230 pies del home plate, soltó un fuerte disparo que llegó en tiempo, pero abierto a las manos de Grandal.

Yasmani, al ver la inminencia de la carrera, hizo lo único que le quedaba, lanzarse en diving a la captura de Calhoun, quien, contra todo pronóstico, no pudo alcanzar su objetivo, aun cuando se lanzó de manos tratando de anotar a toda costa.

Esta jugada, evitó el empate del partido, y quizás, que los Rangers hicieran un rally que a esas alturas hubiera sido fatal para los Medias Blancas. A pesar de ello, la igualada llegó en la novena, por cuadrangular del propio Calhoun, y en la baja de la misma, el aporte de Grandal se volvió a evidenciar.

La entrada la abrió Luis Robert con sencillo de rolling al izquierdo para luego, tomando un roll que no es habitual en él, pero que supo cumplir a cabalidad, tocó la bola para sacrificarse y hacer avanzar a su compañero a la intermedia.

Con la posible carrera de la victoria en tercera, pasaron al peligroso Yermín Mercedes y tras ponche a Billy Hamilton, quien había realizado el tiro en la jugada del séptimo inning, Nick Madrigal pegó doblete decisivo para que Luis Robert anotara la vital anotación.

De esa manera, primero a la defensa, y luego haciendo avanzar a su compañero, Yasmani Grandal, sin haber conectado de hit y sin haber empujado carrera, fue determinante en la victoria de su equipo.

Sin más, les dejo disfrutar de esta maravillosa jugada.

2 comentarios en “Yasmani Grandal LUCE con jugadas POCO HABITUALES en victoria de Cuban Sox”

Responder a eliecer Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba