Por Aliet Arzola Lima

En la novena entrada, con el partido empatado 3×3 y dos outs en la pizarra, el antesalista realizó un gran desplazamiento por toda la zona foul hasta el dugout de los White Sox para capturar un flojo elevado de Steven Kwan. Moncada atrapó la bola con una sutil bandeja, mostrando su infinita clase.

Esa acción liquidó la entrada y mandó el partido a extrainnings, instancia en la que los lanzadores de la novena del sur de Chicago fueron bombardeados con siete carreras en dos episodios.

Aunque ha jugado solo 89 partidos y 753 innings al campo este año, Moncada solo ha cometido cuatro errores en más de 200 lances.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba