Visite nuestro canal de youtube

Contáctenos

Yoan Moncada y José Abreu, ya se alistan para la próxima temporada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Yoan Moncada y José Abreu ya están en la onda de alistar su cuerpo, sus mecánicas y su ofensiva para la próxima campaña de las Grandes Ligas
Por Juan Páez / @jmanupz
La temporada muerta promete ser muy activa para los cubanos que militan en los Medias Blancas de Chicago, en cuanto a la preparación física desde temprano, a fin de tener mejores números luego de una temporada con números no tan destacados para cada uno. Yoan Moncada y José Abreu ya están en la onda de alistar su cuerpo, sus mecánicas y su ofensiva para la próxima campaña de las Grandes Ligas, que promete ser vital para ambos.




En primer lugar, Moncada trabaja desde ya. De hecho, apenas en noviembre el infielder nacido en Abreus está en Arizona, entrenándose y realizando actividades ligadas al béisbol en el Camelback Ranch, parque de los patiblancos durante los entrenamientos primaverales, a comienzos de año.
El jovencito de 23 primaveras quiere dejar atrás una temporada agridulce, su primera a tiempo completo en la Gran Carpa. Aunque disparó 32 dobletes, seis triples y 17 estacazos de vuelta completa, remolcó 61 carreras y anotó en 73 oportunidades, apenas ligó para .235, dejó promedio de embasado de .315 y registró porcentaje de slugging de .400. Su OPS fue bastante discreto (.714). El número más rimbombante (y malo) de sus estadísticas totales fue el 217 que reflejan sus ponches. De hecho, nadie en la historia de las Mayores se había ponchado en 200 o más ocasiones con 23 años de edad o menos, pues el segundo en esa lista es Kris Bryant (con 199, en 2015).
Moncada tendrá la responsabilidad, muy probablemente, de afrontar junto con los otros nóveles de los Medias Blancas la continuación del largo proceso de reestructuración que vive ese club. Es muy posible que los ejecutivos decidan salir, por vía cambio, de dos de las estrellas de la escuadra: José Abreu y Avisaíl García.



“Pito” con ajustes
Aunque José Abreu no tuvo una temporada terrible, es cierto que estuvo por debajo de sus guarismos habituales. El ganador del Bate de Plata en primera base por la Liga Americana en 2018 no se conforma con lo conseguido y, al contrario, está consciente de que debe volver a sus niveles de producción de costumbre.
Para ello planea trabajar de lleno y a tiempo completo con su paisano Marcos Hernández, su instructor de bateo desde que tenía 18 años y durante tres temporadas en la Serie Nacional.
“Hemos estado trabajando juntos desde 2016 en los Estados Unidos, pero nada formal”, dijo “Pito” en una teleconferencia. “Él es un hombre que sabe mucho acerca de mi ofensiva, mi bateo. Él me va a ayudar mucho. Siempre quieres estar alrededor de gente a la que le importes y que quiera ayudarte a mejorar. Él es una de esas personas. Va a ser muy bueno para mí, le tengo mucha confianza”.



El inicialista, quien solo participó en 128 desafíos de los 162 que trae una zafra completa, de los patiblancos tuvo los números más bajos de su trayectoria en Grandes Ligas en average (.265), jonrones (22), empujadas (78) y OPS (.798).
Abreu podría estar en su última temporada con Chicago: entrará en el sexto y último año de su contrato y aparte está inmerso en rumores de cambio, a fin de que su equipo pueda reunir un grupo interesante de nuevos prospectos obtenidos por el nacido en Cienfuegos.
“Eso no está en mis manos ahora mismo. Intento no pensar en eso porque verdaderamente siento que seré parte de esta organización por un tiempo muy largo, pero ya veremos. Sé que esto es un negocio y esa es la manera en la que tienes que verlo”, cerró “Pito”.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*