Raúl Valdés: la batalla de un brazo contra la desmemoria

November 19, 2018
Por Alexander García Milián
Es un apellido no tan mediático como otros de su tiempo, dígase Contreras, Hernández; también más para acá, Morales, Gourriel, Céspedes. El nombre de Raúl Valdés suena ahora y muchos lo escuchan hueco, ¿Quién es?, – sale la pregunta y el irrespeto aumenta las ganas de escribir.




Decía el celebre Beltort Brecht, que los hombres imprescindibles no son los que luchan un día o un año, son los que pelean la vida entera. Es un mensaje que trasciende el teatro o la literatura; es una frase que va más allá y se enquista en todo.
Hace unos días Raúl Valdés, protagonista hoy, ayer, en Japón, en su breve paso por las Grandes Ligas, en Dominicana, donde es un ídolo. El habanero es un trotamundos en el planeta béisbol; es el brazo de hierro de los Toros del Este, de la LIDOM en Quisqueya, y en Cuba, muy pocas personas se acuerdan de él.
Raúl Valdés hizo corta carrera en el béisbol estadounidense a primer nivel; solo un escueto paso por equipos como los Mets de New York, los Cardenales de San Luis y los Filies de Filadelfia. Luego en suelo japonés si tuvo buena faena con los Dragones de Chunichi, pero en las Ligas Invernales ha lucido de lo lindo y ahora en esta temporada 2018- 2019, Valdés que va rumbo a los 41 años, igualo el récord de victorias con 40 para un lanzador no dominicano. Remembranzas



En la última Serie del Caribe, a comienzos de este 2018, ahí pudimos ver a Raúl abrir un partido por el los Tigres del Licey de República Dominicana. Entonces muchos se preguntaron si era él en verdad, incluso dudaron su nacionalidad cubana.
El suceso, amen de los escuetos datos que aportaron nuestros comentaristas, dejó una estela de nostalgia y amargura por la manera tan enjundiosa que se trato el tema. Era Raúl, el apestado, Raúl el paria,… en fin, Raúl Valdés un guerrero del box era relegado al olvido en su Isla.
Pero Raúl Valdés desde 2008 tiene la nacionalidad dominicana y en el popular barrio de La Romana se siente como en su casa.



A los 40 dando su mejor béisbol
Más de 480 ponches, cinco partidos completos y dos blanqueadas, 40 victorias en 15 campañas, las primeras cuatro como refuerzo. Raúl Valdés ha sido el caballo para los Toros del Este, conjunto en la cual ha militado la mayor parte de su carrera.
En la noche del 8 de noviembre, Raúl tuvo una magistral labor de siete entradas en blanco, un recital de 11 ponches y solo dos imparables ante el conjunto de los Gigantes del Cibao. Valdés puso a vibrar al pueblo romanense en el estadio Francisco Micheli conquistando la victoria que le permitió igualar con Mickey Mahler para la mayor cantidad de un lanzador nacido fuera de la República Dominicana.
– “… Estoy muy feliz y contento de llegar a esta marca, pero lo más importante para mí es ayudar a los Toros, poder darle la mayor cantidad de victorias para poder clasificar y ganar el tercer campeonato para La Romana…”- expresó Valdés a Lidom.com, luego de finalizado el partido.



Para Valdés no hay imposibles ni tiempo de caducidad y menos un brazo que parece desgastarse. En su última blanqueada lanzó 114 lanzamientos. Al respecto el antillano precisó- “… Seguiré trabajando, no le doy mente a la edad, quiero seguir trabajando para obtener triunfos hasta el día que cuelgue los spikes, no sé cuántas victorias alcanzaré, lo que sé es que seguiré dando lo mejor de mí…”-
En esta campaña, Raúl se ha consolidado como uno de los mejores lanzadores que han accionado por la liga dominicana, también ha despertado el interés de los incrédulos, con grandes actuaciones como la que realizó a principios de esta campaña en la que lanzó una blanqueada contra las Águilas Cibaeñas.
Valdés, quien fue operado de ambas rodillas, y ahora está acostumbrado a un sistema de béisbol japonés, no sabe cuándo será su última salida en el montículo, pero está seguro que seguirá mezclando su recta, cambio y slider sin prisa pero en buen tiempo.
Para ustedes lectores, cubanos de aquí y de allá, amantes todos del béisbol y seguidores de los nacionales donde quiera que estén; esta es la nueva historia de Raúl Valdés, la mejor, la más original y completa.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba