Por Juan Páez

Ambos cubanos soltaron dobletes productores en el quinto episodio para darle tranquilidad al club dirigido por Dusty Baker. Álvarez fue primero, al conectar un batazo inmenso de 411 pies que casi abandona el parque por el jardín central, y se habría ido en 17 parques de la MLB. Fue su cuarto doblete del año y su impulsada número 24, también anotó en carrera y se ponchó una vez (.256). Su biangular dejó las acciones 3×1.

En cuanto a Gurriel, su batazo de dos esquinas vino inmediatamente después para remolcar a Álvarez con la cuarta carrera de Houston. El Yuli también se marchó de 4-1, con su doblete 14 del año y su fabricada 13. Batea para .230 de average.

A TODA MÁQUINA

En el encuentro que los Orioles de Baltimore ganaron 7×6 ante los Rays de Tampa Bay en 11 episodios, hubo dos grandes actuaciones cubanas de lado y lado.

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este domingo en las Grandes Ligas:

Bateadores:

Lanzadores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba