Por Antonio Palma Enseñat

En ese lapso de tiempo el nativo de la provincia Cienfuegos, que juega en la categoría Clase A Avanzada con los Aberdeen IronBirds, se mostró muy ajustado al bate al punto de acaparar los primeros lugares de su liga en varios renglones ofensivos.

César tomó participación en 18 partidos en los que promedió para 328 AVG, fruto de 22 imparables en 67 oportunidades al bate, incluyendo once extrabases (4 2B y 7 HR) y 17 carreras impulsadas que dan la muestra de lo valioso que resultó para los pájaros de hierro que terminaron el mes en la cima de la división Norte de la South Atlantic League.

Al concluir el mes de abril el nombre de César Prieto aparecía entre los cinco primeros de los principales departamentos ofensivos de su liga, lideró a los jonroneros con siete batazos de vuelta completa, fue primero en slugging (.701), segundo en OPS (1.079) y quinto en hits (22), claramente encendido desde el cajón de bateo.

Cuando se encontraba en un momento envidiable llegó el peor enemigo de un deportista, una lesión en el tendón de la corva le privó de salir al terreno por más de una semana. Pero a su regreso retomó las cosas donde las había dejado y, en lo que va de mes de mayo, compila un altísimo promedio de .367 (30-11), con tres impulsadas.

Hasta el momento el prospecto cubano de 22 años ha salido al terreno en 25 ocasiones como profesional con la sucursal de los Orioles, en los que presenta una línea ofensiva de otra galaxia (.340/.619/1.000) (AVG/SLG/OPS).

Claramente César Prieto ha superado con creces este nivel y parece estar listo para recibir el llamado a la Clase AA, donde tendrá un nivel de exigencia mayor, pero en el que pondrá a prueba su talento en su camino para llegar a la Gran Carpa.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba