Yunito BRILLA contra Yuli, Moncada duplicó, extrabase de Randy. Resumen Cubano MLB

June 6, 2021
Lourdes Gurriel tuvo una jornada destacada en Buffalo. Foto: Mark Blinch/Getty Images

Por Aliet Arzola

En un nuevo episodio de la batalla entre los hermanos Gurriel, Yunito tomó desquite sobre el Yuli este sábado con la victoria de Toronto vs. Houston, en la cual el menor de la familia tuvo un peso importante por su desempeño con el madero y a la defensa.

Lourdes Jr. remolcó la carrera del empate en el cuarto inning y anotó la ventaja en el propio episodio, poco después de realizar un potente tiro desde los jardines que puso de pie a los más de 5000 fanáticos que se reunieron en el Sahlen Field de Buffalo, la sede alternativa de los Blue Jays en tiempos de pandemia.

Lo de Yunito en el jardín izquierdo es digno de admirar. Finalmente ha encontrado un espacio donde brillar, tanto con desplazamientos y capturas espectaculares como con disparos que le enfrían el alma a los rivales. Ese debe ser el caso de Myles Straw, quien esperaba anotar con un imparable de José Altuve, pero quedó retratado en la goma.

En el tercer episodio, Straw abrió con sencillo al central, se robó segunda y, luego de un out cedido por Martín Maldonado, tuvo la oportunidad de abrir el marcador gracias al cohete de Altuve, pero no tomó en cuenta la potencia del pistolero Gurriel, un auténtico asesino con sus tiros a home.

Yunito estaba jugando profundo, pero recibió rápido la línea de Altuve y soltó un misil para el plato que congeló a Straw, quien no tuvo ni siquiera chance de deslizarse. Esa fue la séptima asistencia para el menor de los Gurriel, líder entre todos los jardineros de MLB junto a Charlie Blackmon (Colorado).

Una entrada más tarde, Lourdes Jr. también impactó con el madero, al igualar la pizarra con un remolque crucial. Cohete al izquierdo con Vladimir Guerrero Jr. en segunda base puso las tablas en el marcador y la impulsada 19 de la temporada para el cubano, quien después anotó la ventaja por jonrón de Joe Panick.

En sentido general, Yunito se fue con un imparable en tres turnos más un boleto y dejó sus promedios en .262/.280/.387, todavía considerablemente bajos. No obstante, se ha visto un despertar en estos primeros días de junio, en los que batea .429/.467/.643.

Del otro bando, Yuli Gurriel no quiso quedarse atrás en la pelea familiar y anotó las dos únicos carreras de los Astros en una tarde aciaga en términos de producción, al punto de que fallaron en seis de las siete oportunidades que tuvieron con hombres en posición de anotar.

Yuli pegó un imparable, negoció un boleto en cuatro viajes al plato y extendió a tres su racha de partidos con hit y anotada. En la todavía pequeña muestra de junio, el experimentado infielder de 36 años ha mostrado la versión arrolladora que tuve en el primer mes de la temporada, con línea ofensiva de .375/.421/.625.

Yuli estuvo lidiando hace unos días con una inflamación en el dedo medio de la mano izquierda, pero ya parece totalmente recuperado para fortuna de los Astros, que han encontrado en el cubano a un líder inesperado. Luego de su preocupante campaña en el 2020, el mayor de los Gurriel ha regresado a full y lidera al equipo en impulsadas (40), promedio ofensivo (.314), OBP (.384), slugging (.521), dobles (16) y extrabases (24).

De los otros cubanos de Houston, Yordan Álvarez y Aledmys Díaz no tuvieron un sábado dulce. “El Ébano” se fue en blanco en cuatro turnos con par de ponches y sus promedios quedaron en .295/.333/.500, mientras Aledmys (.278/.341/.435) salió del juego en el cuarto capítulo tras recibir un pelotazo en las manos, por lo que solo pudo consumir un turno en el que falló.

El resto de los cubanos que vieron acción en la jornada sabatina terminaron de la siguiente manera:

José Abreu: El MVP tuvo una tarde para el olvido contra Detroit y acentuó su mal paso de los últimos días. Después de ser seleccionado como Jugador de la Semana por su rendimiento entre 24 y el 30 de mayo, Abreu ha tenido un nefasto inicio de junio, con solo un imparable en 16 turnos, ninguna impulsada y anémicos promedios de .063/.118/.063 en ese período.

“Pito” falló en cuatro turnos con par de ponches incluidos. Ahora el sureño presenta 21 partidos sin hits esta temporada, de los cuales Chicago ha perdido 12. Pero lo que más llama la atención es que dejó a seis corredores en base, dos de ellos en posición anotadora. Sus números de la presente temporada quedaron de la siguiente manera .253/.339/.469.

Yoan Moncada: Par de imparables ante los depauperados Tigers confirmaron el buen momento de forma del antesalista cienfueguero, que en los últimos siete juegos tiene línea ofensiva de .400/.483/.560. Además, acumula cinco partidos multi-hits desde el sábado pasado.

Como detalles negativos, en el séptimo inning, perdiendo los White Sox por una, Moncada fue puesto out en un intento de robo tras un ponche a Yasmani Grandal, por lo que la jugada se transformó en doble play y mató por completo la entrada. Después de esa acción, Chicago no pudo embasar a ningún otro bateador en el resto del encuentro.

Por otra parte, Moncada volvió a quedarse con la carabina al hombro en par de ocasiones y ya van 17 partidos en los que se ha tomado dos o más chocolates. Válido recordar que el cienfueguero es el jugador de Grandes Ligas con más juegos (148) de al menos dos ponches desde el 2018 hasta la fecha.   

Yasmani Grandal: Por primera vez en la temporada, Grandal suma tres partidos seguidos bateando de hit, luego de pegar un imparable en tres turnos frente a Detroit. El máscara –ubicado como designado este sábado– pegó cohete al izquierdo abriendo la sexta entrada y después anotó por doble remolcador de Jake Lamb.

El cubano recibió también un boleto (45) y es líder de Grandes Ligas en este departamento, igualado con el inicialista de los Dodgers Max Muncy. Les pisan los talones Carlos Santana (Royals-43) y Joey Gallo (Rangers-42). Precisamente, Grandal ha salvado su temporada gracias a la renta de pasaportes gratis, los cuales le han dado un altísimo promedio de embasado de .403 que contrasta con su pobre average de .159.

Yadiel Hernández: Por enésima ocasión en la temporada, el matancero salió de emergente para los Nats, que perdieron 2-5 frente a los Phillies. En su única oportunidad con el madero, falló en roletazo al campo corto abriendo la séptima entrada y dejó su línea ofensiva en .269/.324/.373.

Yadiel es el segundo jugador de las Mayores con más partidos (29) como emergente en la presente temporada, solo superado por Pablo Sandoval (Atlanta-33). En esos encuentros como sustituto, el cubano promedia .214/.267/.357, con un cuadrangular, una impulsada y ocho ponches.

Yandy Díaz: Un imparable y una anotada fue el gasto ofensivo del villaclareño en la victoria los Rays, que dominan el Este de la Liga Americana con el segundo mejor promedio de ganados y perdidos en las Mayores. Díaz dio sencillo al central y pasó por la registradora en el mismo episodio de apertura, gracias a cohete impulsor de Austin Meadows.

Después el cubano no encontró la fórmula para producir en un duelo de estricto dominio de los lanzadores, al punto de que ninguno de los equipos dio más de cinco hits. Ahora Yandy promedia .253/.386/.291.

Randy Arozarena: Ubicado como cuarto madero en el orden de los Rays, el pinareño conectó un doble (10) en cuatro turnos, pero no logró producir carreras. Aunque se le ve batallando, no ha tenido demasiada fortuna en los últimos 15 días, con promedios muy debajo (.172/.258/.224) de su real calidad.

Este sábado, Randy extendió a seis su cadena de partidos con al menos un ponche, por lo que se ha consolidado como el novato que más veces ha sido retirado por la vía de los strikes (70) en Grandes Ligas.

Adolis García: Como no pega jonrón desde el 26 de mayo, ha disminuido un tanto en ruido alrededor de la figura del avileño, que ha aminorado la marcha, pero sin detenerse por completo. Por ejemplo, en seis de los últimos nueve partidos ha logrado al menos un imparable, incluido el choque de este sábado ante los Rays.

En una jornada particularmente oscura para los Rangers (pegaron solo cuatro hits y se tomaron diez chocolates), Adolis escapó y fue el único de su equipo que logró embasarse en dos oportunidades. Primero recibió boleto en el episodio de apertura y luego, en el cuarto, pegó cohete al derecho frente a Rich Hill, uno de los mejores lanzadores de la temporada.

Adolis después falló en par de ocasiones con ponche incluido y sus promedios están en .278/.316/.552, con 16 jonrones, 42 remolques, 20 extrabases y siete bases robadas. Si sostiene un paso estable, será muy difícil discutirle el Novato del Año.

Jorge Soler: Cinco hits en sus últimos 49 turnos hablan a la perfección del calvario que está viviendo “El Crudo” en la presente temporada. No termina de levantar el cubano, que no ha pegado jonrón ni remolcado carreras desde el 19 de mayo.

Este sábado, al menos se embasó en una ocasión por boleto (lleva tres juegos seguidos con un pasaporte gratis) y anotó una carrera en la derrota 5-4 de Kansas ante Minnesota. Soler tiene ahora promedios de .174/.261/.303 con la agencia libre al doblar de la esquina.

Guillermo Heredia: Siempre es un reto enfrentar a Clayton Kershaw, pero a “El Conde” no le fue del todo mal el sábado en la noche, pues le conectó un sencillo en tres turnos. No obstante, el zurdo de oro de los Dodgers le recetó un ponche, dosis que después repitió el relevista Phil Bickford.

En sentido general, Heredia terminó la jornada con un imparable y anotó la primera carrera de Atlanta en el tercer episodio, remolcado por Freddie Freeman. En ese inning los Braves fabricaron un racimo de cinco que fue decisivo en la victoria 6-4 sobre los Dodgers.

Desde el punto de vista individual, Heredia no ha sido el mismo desde que regresó de su lesión el 15 de mayo. Esa jornada, abrió con promedio de embasado de .429 y slugging de .575, indicadores que han caído considerablemente en los últimos 20 días. Ahora el matancero tiene línea ofensiva de .260/.336/.438.

José Iglesias: Por primera vez en su carrera de Grandes Ligas, “Candelita” alineó como cuarto madero titular y el experimento de Joe Maddon no terminó nada bien. Cuatro ponches en cinco turnos se tomó este sábado el cubano, quien no jugaba desde el 25 de mayo por una lesión en el tendón de la corva.

Podría decirse que Iglesias fue la nota discordante en una jornada de mucho bateo para los Angels, que pegaron 16 imparables –siete de ellos extrabases– y anotaron 12 carreras frente al pitcheo de Seattle. No obstante, hasta cinco jugadores angelinos se tomaron dos o más ponches, hasta totalizar 14 chocolates.  

Esta es la sexta ocasión de la temporada en que un cubano se toma al menos cuatro ponches en un partido. El primero en la lista fue Yoan Moncada, quien terminó cinco veces con la carabina al hombro el 2 de abril, precisamente frente a los Angels. Después lo imitaron Yordan Álvarez (dos veces), Jorge Soler, Randy Arozarena y ahora “Candelita”, todos retirados en cuatro oportunidades por la vía de los strikes.

Johan Oviedo: Aunque se fue sin decisión, el capitalino tuvo una salida aceptable, con tres hits y dos carreras limpias permitidas en cuatro entradas de labor frente a Cincinnati, a quienes les recetó cuatro ponches y regaló un boleto. Oviedo realizó 65 lanzamientos –49 de ellos strikes– y dejó el partido igualado 2-2 cuando fue sustituido por un bateador emergente.

Luego de seis salidas (cinco aperturas), el joven derecho de 23 años tiene efectividad de 5.25, con dos derrotas sin victorias. En 24 entradas de labor ha regalado 17 boletos y suma 20 ponches, con WHIP de 1.54. Además, le batean .225, con cuatro jonrones y 20 imparables en 110 comparecencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba