Por Robiel Vega/ @robielcuba87

En la alta de la quinta, con la casa llena y un out, Adolis fue a cazar el primer lanzamiento del lanzador abridor Dean Kremer, una recta cortada a 87.9 MPH, a la que el avileño pudo impactar a casi 100 MPH (99.5) y la pudo llevar, por toda la banda izquierda, hasta los 293 pies, una distancia suficiente para que, a pesar de que el jardinero izquierdo de los Orioles, Austin Hayes, se hiciera de la pelota, le abriera las puertas del home a Josh H. Smith con la primera de los Rangers de texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba