Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Albert Pujols ha logrado algo sensacional y para ello tuvo que esperar su último turno al bate en el Busch Stadium. Sí, porque en su primera comparecencia en este estadio el 9 de abril de 2001 el dominicano conectó un cuadrangular y ahora, el 2 de octubre de 2022 vuelve a desaparecer la esférica en su última vez al bate en casa. Un mejor final de carrera imposible para un legendario jugador como lo es Pujols.

Rememorando aquel primer vuelacercas de Pujols en el Bush Stadium hace 21 años, hay que señalar que se lo conectó al lanzador zurdo de los Rockies Denny Neagle en la parte baja de la segunda entrada con un corredor en circulación, un out y conteo de una bola y dos strikes. El cuadrangular fue por el jardín izquierdo (segundo HR de la campaña para él) y las remolcadas 9 y 10 de la temporada.

Este domingo, con una diferencia de siete mil 846 días desde que disparó el primer cuadrangular en el estadio de St. Louis, el inicialista y tercer bate de los Cardinals volvió a desaparecer la esférica, pero esta vez en solitario por todo el jardín central (salió a una velocidad de 105.3 mph y viajó hasta los 409 pies de distancia). La víctima del cuadrangular 702 de la carrera de Pujols fue el también dominicano Roansy Contreras.

Pujols se fue en el encuentro de 2-2 (2B y HR) con tres carreras Impulsadas y dos anotadas. En esta ocasión el equipo de los Cardinals no pudo derrotar a su rival en casa y cayeron ante los Pirates 7×5.

Las casualidades y coincidencias existen y el béisbol no está exento de estas. Los dioses de este deporte saben cómo recompensar a los grandes peloteros y le reservaron un final de carrera espectacular para uno de los más grandes bateadores de la historia, Albert Pujols.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba