Interesante: 3 grandesligas cubanos con más puntos en común que los imaginados

Por Jesús Alaín Fernández/@JesusLCA2017

Hay momentos en la historia y curiosidades poco conocidas. De dos de ellas quiero hablarles hoy. Una vincula a dos de los jugadores más mediáticos de Cuba que han llegado a las Grandes Ligas en los últimos 30 años y la otra, a uno de ellos y su hermano menor. Pero, ¡basta de pistas y comencemos!

Liván Hernandez debutó en Grandes Ligas con los Marlins de la Florida el 24 de septiembre de 1996. Una sola salida tuvo en esa temporada, por lo que 1997 es oficialmente su año de novato.

El 15 de junio tuvo su debut ante los Yankees de Nueva York. Sus  primeras nueve salidas se convirtieron en victorias presagiando el protagonismo que estaba por venir. El derecho de la Isla de la Juventud, como todos sabemos, tuvo un papel fundamental en el camino de los Marlins a su primer título de Serie Mundial. Fue elegido MVP de las Series de Campeonato y del Clásico de Otoño y votado segundo para el premio al Novato del Año en la temporada.

En la sala de una casa, en Cuba, su hermano Orlando escuchaba a través de un pequeño radio junto a algunos amigos cada salida del joven de solo 22 años de edad con quien había podido compartir dogout con la selección nacional. “El Duque” había sido separado del béisbol y con una mezcla de nostalgia, ilusión y sana envidia disfrutó a la distancia la victoria del equipo de la Florida.

Te puede interesar: SIN COBRAR: Abogado de Grandes Ligas cerró puerta a los prospectos

Tan solo el 3 de junio del año siguiente Orlando “El Duque” Hernández debutó en las Mayores. Por 6.6 millones de dólares fue firmado a la edad de 32 años por la franquicia con que compartía sus lealtades (por supuesto que Industriales es la otra). Sus primeras tres salidas se convirtieron en victorias y fue votado cuarto para el premio al Novato del Año. Igual, los Yankees de Nueva York llegaron y conquistaron la Serie Mundial en su temporada de novato.

Orlando lanzó en dos ocasiones en aquella primera postemporada de su joven carrera en MLB (32 años de edad). Ambas terminaron en victorias con dominio absoluto de los bateadores rivales (14 entradas y una sola limpia permitida). Enfrentó a los Padres de San Diego con éxito en el juego dos de la Serie Mundial)

Hermanos, novatos en años consecutivos, votados entre los primeros cinco para el Premio Novato del Año y cada vez con un anillo de Serie Mundial en su primera incursión en la Gran Carpa, son muchas coincidencias que es muy probable que no se hayan vista nunca ni se volverán a ver.

Pero eso no es todo. 15 años exactos después del debut de Orlando llega a su primer turno al bate en las Mayores Yasiel Puig. El cienfueguero fue subido al equipo mayor de los Dodgers el tres de junio y ese mismo día debutó bateando de 4-2 ante los Padres de San Diego, equipo al que el Duke derrotó durante la Serie Mundial del 1998. Yasiel también fue votado entre los cinco primeros para el premio Novato del Año (Segundo).

Te puede interesar: Hospitalizado legendario manager matancero en Series Nacionales

Liván tuvo una carrera de 17 temporadas, Orlando, por su edad de arribo, solo puedo disfrutar de nueve temporadas. Yasiel Puig aun continúa luchando por una segunda oportunidad en el Big Show, ahora desde Corea del Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba