Por: Antonio Palma Enseñat

Pilar importante en el primer título de los Cocodrilos de Matanzas en 30 años y recordista en juegos consecutivos bateando de hit en la Serie Nacional de Béisbol de Cuba, sumado a un juego hábil y pimentoso eran credenciales más que suficientes para apostar por la Gran Carpa.

Con la mira en demostrar su talento en un terreno de Grandes Ligas abandonó la delegación cubana que participaría en el Torneo Preolímpico de Miami apenas pisó suelo norteamericano.

Este fue el punto de inflexión para lo que vendría luego. Apenas ocho meses después firmó contrato con los Baltimore Orioles, debutó en el Big Show en el Spring Training y no se ha cansado de batear en las Ligas Menores donde ya ha mostrado que tiene madera de bigleaguer.

El ascenso en la aun corta carrera profesional del nativo del municipio de Abreus ha sido meteórico. Primero con los Aberdeen IronBirds, Clase A+, luego en Doble-A con los Bowie Baysox, en una primera mitad de temporada de ensueño que lo debe impulsar a empeños mayores.

En el primer nivel de la pirámide del béisbol comenzó a dejar buenas impresiones desde su debut el pasado 8 de abril cuando tuvo el primer partido multihits de su carrera profesional al irse de 6-3 con dos impulsadas, callando bocas a muchos detractores que no creyeron en su talento.

Después de eso casi todo ha sido positivo para el jugador de cuadro antillano, que tuvo un mes de abril explosivo que lo llevó a ganar sus dos primeros premios individuales. Primero como el mejor jugador de la semana del 18 al 24 de ese mes en la South Atlantic League y luego fue sin discusión elegido como el mejor pelotero dentro del sistema de Ligas Menores de Baltimore en abril.

Con estas actuaciones era claro que César Prieto estaba bien por encima de este nivel, por lo que su estancia en Aberdeen fue breve y dejó buenos números antes de ser promovido a Doble-A. En 25 juegos exhibió un promedio de .340 AVG, con 33 hits en 97 oportunidades y 20 carreras impulsadas. Importante también fue su producción de extrabases, 13 en total, siete cuadrangulares y seis dobles.

En mayo Prieto recibió la buena noticia de la promoción al nivel Doble-A, considerado el más difícil dentro de las Menores, y desde su llegada también va dejando gratas opiniones en todos los órdenes de juego.

Hasta el parón de mitad de temporada César ha jugado ya en 45 desafíos con Bowie Baysox y va dejando estadísticas positivas .280 AVG/52 H/2 HR/11 2B/17 CI.

Lo cierto es que este primer año de carrera profesional ya va siendo exitoso para el cubano de 23 años al compilar para .300 de AVG entre los dos niveles.

Si algo habría que señalar en su desempeño hasta el momento es la baja tasa de bases por bolas en relación con los ponches; pues ha logrado embarsarse por boleto solo en 12 ocasiones en 70 partidos, mientras que se ha tomado 38 chocolates. Este es un aspecto que debe mejorar si quiere establecerse en el mejor béisbol del mundo.

Es poco probable que veamos a César Prieto vestir el uniforme de los Orioles en la Gran Carpa esta temporada pero, dado que milita en una franquicia en reconstrucción, puede ser que tenga alguna oportunidad de ganarse un puesto el año que viene.

Hasta el momento las sensaciones que va dejando son muy buenas, ahora viene una segunda mitad de temporada que se dice es más difícil; ya veremos que trae.

3 comentarios en “300 EXACTOS: César Prieto dejó el tráiler, ahora viene la película”

  1. Odom es un paquete q batea lo q pesa y así ha vivido del cuento durante muchos años,su mejor aporte fue la pelea vs el dominicano ,si Odom es mejor pelotero q Cesar Prieto ,sencillamente no veo más béisbol ,fíjense si es malo ese segunda base Odom

  2. Yo, por ser cubano y compatriota, le deseo lo mejor a Cesar Prieto. Pero ya lo dije anteriormente, si quiere subir a MLB, Cesar debe descollar, mejorar sus números aun más. Veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba