Abreu y Álvarez SE UNIERON en Houston para ser la mejor dupla cubana de la historia

Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Cuba siempre ha estado bien representada en el béisbol de las Grandes Ligas. Muchos jugadores nacidos en la mayor de las Antillas han demostrado su calidad ofensiva en la mejor liga del mundo. Sin embargo, pocas veces han coincidido dos bateadores cubanos de gran calibre en un mismo equipo.

Tony González (OF) y Tony Taylor (IF) jugaron juntos desde 1960 hasta 1968 con el equipo de Philadelphia Phillies. Aunque eran buenos jugadores no se caracterizaban por ser bateadores de poder. Solo González pudo llegar a 20 cuadrangulares en una campaña (1962). Cookie Rojas (IF) coincidió con ellos (1963-1968) pero se destacó más por su labor defensiva.

Tony Oliva (OF) y Zoilo Versalles (IF) coincidieron en el conjunto de Minnesota Twins de 1962 a 1967. Oliva fue uno de los mejores tolereros de la Liga Americana (ganó dos títulos de bateo en ese lapso que jugaron juntos), mientras que Zoilo sin ser un gran slugger llegó a ganar el premio al Jugador Más Valioso en 1965.

Rafael Palmeiro (IF) y José Canseco (OF) vistieron el uniforme de Texas Rangers en 1992 y 1993, pero Canseco no tuvo grandes números en estos dos años. Incluso en 1992 solamente jugó 22 encuentros con la franquicia de Texas luego de haber disputado 97 desafíos con su anterior equipo (Athletics). Esta dupla de haber jugado más tiempo en un mismo conjunto, hubiera sido demoledora.

En los últimos años la dupla conformada por Yandy Díaz (IF) y Randy Arozarena (OF) ha dado de qué hablar. Ambos han sido piezas importantes en el equipo de Tampa Bay Rays desde 2020 hasta el presente. Arozarena es un jugador 20-20 y Yandy sin ser un bateador de largo alcance es uno de los mejores de la Liga Americana en promedio de embase (OBP).

Si bien es cierto que José Abreu (IF) junto a Yasmani Grandal (C), Yoán Moncada (IF) y Luis Robert (OF) se ganaron el calificativo de los Cuban Sox jugando para la franquicia de Chicago (AL) y que Yordan Álvarez (DH-OF) junto a Yuli Gurriel (IF) y Aledmys Díaz (IF) saben lo que es ganar la Serie Mundial, no es comparable al poder y el impacto que pueden ejercer Pito y Yordan jugando juntos en un mismo equipo.

Poder ver a los dos mejores bateadores cubanos de la actualidad jugar en un mismo club era algo que muchos añoraban pero que se veía muy distante de materializarse. Con un Yuli Gurriel de 38 años de edad en la agencia libre esta temporada baja era de imaginar que los Astros irían en busca de un inicialista más joven que pudiera reemplazarlo.

Muy pocos pensaron en la firma de Abreu con los siderales. El cubano cumplirá 36 años de edad el próximo 29 de enero y aunque se mantiene rankeado entre los mejores inicialistas de Las Mayores, la mayoría le había pronosticado otro destino. Este contrato de tres años y $58.5 millones Pito los vale, pero lo que más alegría ha causado en la fanaticada cubana es la dupla que integrará con «Air Yordan».

Si los Astros ya contaban con miles (quizás superen las seis cifras) de fanáticos cubanos, sobre todo por la presencia de Yordan y Yuli en esta franquicia, la llegada de Pito a Houston seguramente incrementará esta cantidad. Tanto el que fuera inicialista de los White Sox y AL MVP en 2020, como el bateador designado – jardinero de los Astros son dos de los jugadores más seguidos por los cubanos. Ya se siente el deseo de escuchar nuevamente el ¡Play Ball! y entre otras cosas, ver a estos dos gigantes con el madero en el Home Plate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio