«Me debían 10 mil dólares», ACUSÓ boxeador cubano a federativo Puig por EXCLUIRLO del Mundial

Por José Alejandro Rodríguez Zas

El nacido en La Habana hace 25 años, debutó como profesional en México con nocaut sobre el local Miguel Angel Luna y decidió abandonar la delegación para el regreso a la isla, en busca de continuar su carrera boxística en Estados Unidos.

Ahora traemos a su consideración otro fragmento de la entrevista, en el cual Billy explica que el Presidente de la Federación Cubana de Boxeo y Comisionado Nacional de la disciplina, Alberto Puig de la Barca, fue el obstáculo principal para su participación en el Mundial de Belgrado, Serbia, celebrado a finales de 2021.

«Para decirte la verdad, solo Dios y mi novia saben lo que yo pase en Cuba cuando fui positivo a la pandemia antes de ir al Mundial. Me pasé semanas llorando y sintiéndome mal porque yo sabía que no tenía nada. Además, al otro día me hice el PCR y estaba negativo. Desde ese momento supe que no podía confiar en más nadie», reveló el peleador.

«A lo mejor fue cierto que di positivo, a lo mejor fue un falso resultado. Pero es que yo no tenía síntoma ninguno, estaba entrenando y me sentía en buenas condiciones. Yo incluso me repetí el PCR al otro día, me dio negativo y lo reporté rápido. Aún quedaban más de 20 días para el Mundial… pero ellos me dijeron que no, que como quiera ya no… que no querían», confesó Billy.

«Dicen que los entrenadores sí querían… yo no tengo nada en contra de ninguno… pero el que no quería era (el Comisionado Nacional de Boxeo y Presidente de la Federación Cubana de la disciplina, Alberto) Puig (de la Barca)

«Para mí, no me llevaron porque yo nunca había salido del país y no confiaron en mí. Pero yo estaba en una forma muy buena. No llevaron a nadie más por mi. Parece que no había recursos económicos, como siempre dicen, o algo así, pero no llevaron a más nadie. Yo lo que sí se es que quedaban muchos días aún y me dijeron que no, que como quiera no», expresó el deportista.

En la misma entrevista, Billy aseguró que al salir de Cuba, las autoridades del boxeo cubano le debían una considerable suma de dinero, sobre todo para un cubano «de a pie», que vive de su deporte y de los ingresos que puede obtener de él.

«Se me quedaron debiendo 10 mil dólares, decían que los bancos, por el bloqueo y Estados Unidos, no querían que llegara el dinero a Cuba. Pero yo necesitaba ayudar a mi familia. Yo no vivía en buenas condiciones”.

Cosas como esta suceden frecuentemente en Cuba, donde los directivos deciden arbitrariamente el futuro de los atletas. Esperemos que ahora Billy sea dueño de su destino y como dijo Willie en la entrevista: «ahora no está para ganar medallas ni diplomas, sino para ganar dinero», justo premio a su esfuerzo y para su bienestar personal y el de su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio