Por Juan Páez

El vuelacerca fue de 449 pies (el segundo más largo de su carrera, pues el de más trayectoria recorrió 450) y llegó ante los envíos del relevista Kyle Finnegan. Fue un batazo oportuno no solo para decretar el triunfo de su equipo, sino también para extender a siete su racha de enfrentamientos con al menos un imparable. En total, el slugger cubano se fue de 4-1, con su impulsada 47, una anotada y dos ponches (.257).

Durante la citada cadena, Adolis tiene promedio de .370 con el madero, gracias a 10 inatrapables en 27 turnos legales, junto con dos dobles, un triple, tres cuadrangulares, seis fabricadas y nueve anotadas.

CONTRA EL CY YOUNG

Gurriel Jr. registró su cuarto juego multihit en fila, al irse de 3-2. Luego del pelotazo, disparó un doblete (17) y un sencillo impulsor de su carrera número 32 de la zafra, con una anotada, un ponche y el mencionado pelotazo (.288).

Esta es la tercera vez en la campaña que Arozarena conecta un cuarteto de hits en un mismo duelo, máxima cantidad en todo el béisbol e igualado con Austin Hays, Andrew Vaughn, Manny Machado y Kyle Farmer. Curiosa y precisamente, Randy llegó a este compromiso con cuatro indiscutibles en sus últimos nueve duelos (33 turnos legales).

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este sábado en las Grandes Ligas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba