Alejandro Cuervo: «En una película interpretaría a Javier Méndez, Padilla o Pestano»

"Por mis cualidades físicas, Javier Méndez. Sin embargo, la historia de Juan Padilla me parece interesante por su accidente en el ojo", asegura el actor cubano

"Por mis cualidades físicas, Javier Méndez. Sin embargo, la historia de Juan Padilla me parece interesante por su accidente en el ojo", asegura el actor cubano
"Por mis cualidades físicas, Javier Méndez. Sin embargo, la historia de Juan Padilla me parece interesante por su accidente en el ojo", asegura el actor cubano" (Foto cortesía del entrevistado)

Por Andy Lans

Alejandro Cuervo, constituye, sin dudas, uno de los rostros más atractivos de la Televisión Cubana. Lo hemos visto en novelas como La cara oculta de la Luna, Aquí estamos, Bajo el mismo sol y Hermanos de Sangre, por solo citar algunas.

En el cine debutó con el filme Omerta en 2008. Más tarde, participó en las producciones Maniobra, Anfitrión, Círculos rotos, Patas al aire y La emboscada. Recibió el Premio Adolfo Llauradó 2019 por la Mejor Actuación Masculina en la pantalla chica. Su interpretación de Vladimir en la telenovela Más allá del límite le valió para alcanzar el Premio Caricato 2020 en la misma categoría.

Para SwingCompleto significa un placer conversar con este carismático actor sobre su afición por el béisbol y el mundo de los deportes en general.

Alejandro, ¿Practicaste algún deporte en la infancia?

—Siempre me sentí muy vinculado al deporte. Cuando niño, me apunté en todas las disciplinas posibles. Nací en 1986 y me crié en San Luis, Pinar del Río. En mi pueblo abundaban las instalaciones para practicar fútbol, pelota, judo, lucha, taekwondo, gimnasia, en fin, de todo.

»Incursioné en el béisbol, el balonmano e incluso gané unas competencias provinciales de baloncesto con mi municipio. A pesar de mi baja estatura, me defendía bastante.

»Como pelotero, lancé y me desempeñé en los jardines. Me fascinaba correrle a los flies y batear.

Tendrías 10 o 12 años cuando los Vegueros de Pinar del Río obtuvieron dos Series Nacionales seguidas a finales de la década de 1990 ¿Qué recuerdos conservas de aquella etapa?

—Mi padre seguía fielmente al conjunto pinareño. Yo disfrutaba con su disfrute. En aquel momento, veía a José Ariel Contreras, a Pedro Luis Lazo, y a mi pelotero favorito Omar Linares. Años después, resultó especial para mí el título alcanzado por Pinar en la Serie de Oro.

¿Soñabas con ser como alguno de esos jugadores?

—Desde pequeño comprendí que me faltaban las condiciones físicas para convertirme en atleta de alto rendimiento. Por tanto, no aspiraba a llegar hasta ese nivel. Imitaba a Linares como tercer bate, pero nunca me gustó jugar en tercera base. Aunque no imaginaba ser actor, el instinto me guiaba a cuidarme la cara de las duras conexiones que salen hacia la esquina caliente (sonríe).

En tu personaje de la novela Bajo el mismo Sol, apreciamos como Raudel suele jugar pelota con Oscarito. ¿Has ejercido otro papel vinculado al pasatiempo nacional?

—Según recuerdo, ese representa mi único personaje relacionado con la pelota. Recientemente, retransmitieron un teleplay donde actuaba como profesor de fútbol en un preuniversitario. No obstante, uno de mis sueños consiste en participar en una película, serie o aventura con temática deportiva.

¿Qué pelotero te gustaría interpretar?

—Por mis cualidades físicas, Javier Méndez. Sin embargo, la historia de Juan Padilla me parece interesante por su accidente en el ojo; podría añadirse al guión otra estrella como Antonio Pacheco que le impedía la regularidad en el Cuba. También, el carácter fuerte e impulsivo de Ariel Pestano me llama la atención para trabajarlo.

¿Te atreverías a dar tu criterio sobre el momento actual del béisbol cubano?

—Considero que en el deporte cubano falla mucho la base. En mi primaria, los entrenadores del INDER halaban a los muchachos con condiciones. Venía un profesor escondido de otro y te decía: “Ven para la pelota, deja el básquet” y así sucesivamente.

»Ahora, he escuchado que para practicar cualquier deporte debes regalarle al entrenador, y comprarlo para que te inscriba en el equipo.

»Otro factor determinante radica en la escacez de implementos, principalmente después del Periodo Especial.

¿Qué lugar ocupa el ejercicio en el día a día de Alejandro Cuervo?

—Cada seguidor de mis historias en Instagram notará la importancia de la actividad física en mi vida. Jugué fútbol, pero descubrí el raquetbol hace poco. Empecé a practicarlo en una cancha del Hotel Panorama. Compré los utensilios necesarios y en un año he adquirido buen nivel. El raquetbol me viene de lo mejor para mantener la figura.

»En tiempos de la covid-19, corro y hago pesas en casa de un vecino. Trato de ejercitarme tres o cuatro veces a la semana.

¿Sigues algún otro deporte además del béisbol?

—Adoro el baloncesto y las Grandes Ligas pero por la posibilidad que nos brinda el canal Tele Rebelde permanezco más al tanto del Real Madrid en la Liga Española de Fútbol.

Planes futuros para tu carrera artística…

—Estoy inmerso en la grabación de una novela llamada Volver a mirar. Nos quedamos a un 20% de terminarla y la retomaremos en agosto. Continúo como presentador de los shows del cabaret Tropicana, y ojalá aparezcan nuevos retos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*