Por Robiel Vega

En un PayPay Dome con más de 34 mil espectadores, la ciudad de Fukuoka vio como el máximo jonronero cubano en tierras niponas castigaba una recta pegada a 87.6 MPH y la mandaba más allá de la cerca del jardín izquierdo, en un línea tremenda que partió muy rápido del terreno de juego.

El nacido en Contramaestre, que se encontraba en conteo de una bola sin strikes y con las bases limpias, supo sacar rápido sus brazos y aunque el lanzamiento no fue excesivamente veloz, si venía en la esquina de adentro, aunque un poco alto y de esa manera llegó a 12 bambinazos en la temporada y a 37 carreras impulsadas.

Alfredo Despaigne está cerrando el último mes de temporada a todo tren y ya ha disparado cinco bambinazos en lo que va de septiembre dejando su línea ofensiva en .267/.337/.436/.773 (AVE/OBP/SLG/OPS) al conectar tres hits en cinco turnos durante todo el juego.

Cabe destacar que desde su llegada a Japón, sólo en 2020 no pudo alcanzar los dobles dígitos en cuanto a jonrones, aunque ese año solo vio acción en 25 desafíos producto de una lesión y despachó la nada despreciable cifra de seis para la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba