Andy Ibáñez tiene la mira puesta en las Grandes Ligas

Andy Ibáñez tuvo año de 51 biangulares, dos triples y 32 jonrones, además de coleccionar 120 rayitas producidas y de conseguir 93 bases por bolas en las Ligas Menores

Andy Ibáñez tuvo año de 51 biangulares, dos triples y 32 jonrones, además de coleccionar 120 rayitas producidas y de conseguir 93 bases por bolas en las Ligas Menores
Andy Ibáñez tuvo año de 51 biangulares, dos triples y 32 jonrones, además de coleccionar 120 rayitas producidas y de conseguir 93 bases por bolas en las Ligas Menores (web screen shot)

Por Juan Páez

A la hora de buscar los peloteros cubanos con mejores actuaciones este año en las Ligas Menores, Andy Ibáñez debe aparecer con total seguridad en la lista. El tercera base pasó todo el año en la sucursal Triple A de los Rangers y terminó como uno de los bateadores más consistentes en las granjas de las organizaciones de Grandes Ligas. Con suerte, parece haber un lugar para él en el equipo grande de Texas.

La explosión ofensiva de Ibáñez ocurrió en su cuarto año desde que empezó a jugar fuera de Cuba. Con 26 primaveras, tuvo la mejor temporada de su trayectoria como profesional, una zafra que podría dejarlo a las puertas del ansiado debut en las Mayores.

El toletero derecho participó en 121 juegos con el Nashville Sounds, cuatro menos que en 2018 (125). Pegó 140 imparables, entre ellos 30 dobles, un triple y 20 estacazos de vuelta completa.

Andy Ibáñez remolcó 65 carreras y anotó en 91 ocasiones, tomó 53 bases por bolas y se ponchó en 91 oportunidades. Todos esos números estuvieron acompañados por una sólida línea de .300/.375/.497/.871.

Esto representa una enorme mejoría en la trayectoria de Ibáñez. Con su desempeño en 2019, dejó topes personales en vuelacercas, vueltas al cuadro, bases totales (232), promedio con el madero, porcentaje de embasado, slugging y OPS.

¿Hay chance?

En el primer año de los Rangers sin Adrián Beltré en la tercera base, los dirigidos por Chris Woodward no la pasaron muy bien.

Tomando en cuenta todos los equipos de la Gran Carpa, quienes defendieron la esquina caliente colectivamente por los texanos fueron antepenúltimos en average (.238), en cuadrangulares (25), en wRC+ (77) y en OPS (.694) en las Grandes Ligas.

Si bien la ofensiva de Andy Ibáñez, si es similar a la que mostró en Triple A, puede servirle al estratega Woodward, es probable que este aproveche la versatilidad defensiva del cubano en un eventual llamado al big show.

Andy Ibáñez jugó en al menos 25 compromisos en las paradas cortas, la segunda base y la antesala durante el más reciente torneo.

Parece que es el momento para que, si tiene una buena actuación en los primeros meses en las Menores, reciba la oportunidad de jugar en el mejor béisbol del mundo y de ser el grupo que en 2020 intente romper el récord de más peloteros cubanos en ver acción en una zafra de las Grandes Ligas (30).

Su bate aparentemente está listo para las Mayores.

Desde que juega en Triple A, desde 2018, tiene 246 desafíos y ha disparado 271 indiscutibles.

Sus cuentas se abultaron con 51 biangulares, dos triples y 32 conexiones de recorrido entero, además de coleccionar 120 rayitas producidas y de conseguir 93 bases por bolas.

Queda por verse si Woodward le brindará o no el chance cuando necesite un utility con poder ocasional.

Números de Andy Ibáñez de por vida en las Ligas Menores:

Año Eq Niv JJ VB CA H 2B 3B HR CI BB SO AVE OBP SLG
2016 Frisco AA 81 307 39 80 18 2 6 31 25 47 .261 .318 .391
2016 Hickory A 49 185 28 60 18 1 7 35 29 28 .324 .413 .546
2016 Surprise Fal 19 64 8 18 7 0 0 8 4 6 .281 .324 .391
2017 Frisco AA 82 310 33 82 14 2 8 29 25 48 .265 .323 .400
2018 Round Rock AAA 125 463 62 131 21 1 12 55 40 74 .283 .344 .410
2019 Nashville AAA 121 467 91 140 30 1 20 65 53 91 .300 .375 .497

1 Comment

  1. La verdad es que Andy Ibáñez hace rato deberia haber tenido la oportunidad de debutar en GL, tomando en cuenta la versatilidad del habanero, sus numeros y la pobreza en 3ra base de los Rangers (tambien en la otra parte del infield), un equipo sin aspiraciones.

    La otra verdad, aun mas dificil de digerir, es que ni Woodward ni su jefe, el presidente de la organizacion Jon Daniels, tienen ningun interes en el cubano, lo que han demostrado privilegiando a peloteros de inferior calidad como Kiner Falefa y Nick Solak.

    Por lo tanto, no importa cuando batee Andy en el Spring Training y en AAA, lo mas probable es que no sea llamado o que ocurra solo para darle una consolacion al estilo de Ravelo con San Luis, entre otros compatriotas cuyos rendimientos cuentan poco en las decisiones que privilegian a otros, generalmente a los nacidos aca o que provienen de las sucursales de GL establecidas en latinoamerica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*