Por Reynaldo Cruz

Aaron Judge hizo historia este miércoles 29 de septiembre en el Rogers Centre al rechazar una sinker de 94.5 millas por hora de Tim Mayza y poner delante a los New York Yankees sobre los Toronto Blue Jays, en lo que fue su cuadrangular número 61 de la presente campaña. Con este batazo, empató con Roger Maris como máximos jonroneros para una temporada en la Liga Americana y en los New Yankees.

Sin embargo, lo que sucedió luego de la conexión es sin dudas impresionante, sobre todo por reacciones y palabras de algunas personas, y por las declaraciones del propio Aaron Judge, quien sigue demostrando ser una persona con una gran calidad humana, y que inspira el respeto de todos los que lo rodean.

Para empezar, su recorrido por las bases no fue tan eufórico como muchos podrían haber anticipado, ni siquiera se quedó mirando la pelota —práctica común en muchos jonroneros— aun cuando desde que le pegó se sabía que iba en dirección a las tribunas o al bullpen.

Luego, el saludo en las gradas a su madre y en una señal de respeto a Roger Maris Jr., hijo del hombre cuyo récord acababa de empatar. Por cierto, en imagen de la celebración, se ve con claridad cuando Maris Jr. se inclina y le dice “Congratulations” a la madre de Judge, algo que quien ame el béisbol no puede ignorar.

Una vez terminado el encuentro, el árbitro Brian O’Nora decidió felicitar al Juez de una forma singular: entregándole la tarjeta con la alineación de los Yankees que le fuera entregada por el manager Aaron Boone antes del inicio del partido.

EL hecho de que le entregara la pelota a su madre, justamente en el National Son Day, fue un regalo que demuestra además cuán importante para él es la familia. Además de ser un líder en el clubhouse, Aaron es una persona con mucho respeto y consideración hacia su familia, los fans, la prensa y todos aquellos que le admiran y le siguen. Este gesto hacia su madre Patty Judge, quien lo adoptara junto con su padre Wayne Judge justamente el día que nació, es una muestra de sus valores humanos.

Luego, sus propias palabras tras el partido, en las que dijo sentir “un gran honor por verse asociado con uno de los grandes de los Yankees y del béisbol” (refiriéndose a Maris, un pelotero a quien Mickey Mantle consideraba subvalorado). Igualmente, le dio gran importancia al hecho de haberlo logrado en una victoria de los Yankees. Agregó finalmente que le quedan un par de jonrones por pegar.

Finalmente, las palabras de Roger Maris Jr., quien dijo que significaba mucho para él y muchas personas porque “juega béisbol de la manera correcta” (evidentemente, se está refiriendo de manera indirecta a Mark McGwire, Sammy Sosa y Barry Bonds, los otros que han logrado conectar más de 60 vuelacercas) y dijo que cuando conecte el 62 debería ser reconocido como el verdadero recordista para una temporada.

Además, elogió que lo más importante para Judge es que el equipo gane. A modo de broma le preguntó a Judge porqué esperó tanto y le hizo viajar por todo el país. Curiosamente, era el noveno día que Maris Jr. iba al estadio, su padre jugaba con el número 9 y Judge lleva el número 99 en su espalda. Curiosamente, piensa que tal vez pegue el 62 el 1 de octubre, exactamente el día que su padre conectó el 61.

Veamos los 61 cuadrangulares de Judge este 2022:

4 comentarios en “El béisbol es bello: Lo que pasó después del jonrón 61 de Aaron Judge”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba