Por Yendry Fabré

Qatar 2022 nos ha dejado resultados bien sorprendentes. La presente edición mundialista está al rojo vivo y en la jornada de este jueves vimos llegar el que quizás sea el resultado más sorpresivo del torneo.

La selección de Bélgica llegaba como unos de los caballos negros para este mundial y no pocos la daban como una de las selecciones que podría levantar el trofeo Jules Rimet. Pero este jueves, los Diablos Rojos se despidieron de la Copa del mundo en la fase de grupos al empatar a cero con Croacia y llegar a cuatro puntos para anclar terceros en el grupo F, detrás de los croatas (5 puntos) y los sorprendentes líderes de grupo: Marruecos (7 puntos).

Los belgas dominaron la posesión del balón (52-48), pero se vieron superados en remates al arco (4-3). Aunque en los finales de partido, los muchachos de Roberto Martínez se fueron arriba con todo y tuvieron varias claras. Romelu Lukaku estrelló una bola al palo que pudo haber sido el gol que mandara a Bélgica a la siguiente fase, pero no entró la pelota.

Termina así, tempranamente, el andar mundialista de una de las mejores selecciones nacionales de los últimos años en el mundo del fútbol. Punto final para una gran generación de futbolistas que llevó a su selección al bronce en Rusia 2018 y que estuvo por mucho tiempo liderando el ranking de la FIFA. Por su parte Croacia pasa a octavos y espera rival que saldrá del grupo E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio