Por Dency Milán

Nada es más triste, pero bonito, cuando un jugador que ha dedicado toda su carrera a un equipo decide acogerse al retiro, máximo si lo hace luego de su mejor temporada en el ámbito personal.

El antesalista Kyle Seager anunció que se retira del béisbol activo de Grandes Ligas, según anunció Jon Heyman de un comunicado de la esposa de Seager en su cuenta de Twitter.

‟Hoy anuncio mi retiro de Mayor Legue Baseball. Gracias a toda mi familia, amigos y fans por seguirme a lo largo de mi carrera. Ha sido un viaje maravilloso, pero estoy increíblemente emocionado por el próximo capítulo de mi vida”.

Una noticia bastante repentina y que asombra, pues el derecho cerró su mejor temporada de Grandes Ligas con sus amados Marineros de Seattle. Tuvo el raro honor de pasar toda su carrera con una sola organización, habiendo sido seleccionado por los Marineros hasta llegar a la agencia libre al final de la temporada 2021.

Con 34 años, y 11 de ellos con los Marineros de Seattle, el mayor de los Seager debutó el 7 de julio de 2011 en un partido frente a los Angelinos de los Ángeles, bateando de 4-0. Durante su carrera no jugo en ningún otro equipo que no fuera los Marineros que lo escogieron en el Draft del 2009 en tercera ronda.

Desde 2012 Kyle Seager ocupó uno de los lugares de referencia en los Marineros, siendo un jugador de todos los días. En el 2014 fue elegido a su único Juego de las Estrellas y ganó también su único Guante de Oro. Además de recibir votos para el MVP de la Liga Americana, también recibiría para el mismo premio en 2016 y ocupar el lugar 12.

Durante sus 11 temporadas, dejó línea fija de .251 de promedio ofensivo, .321 de OBP, .442 de SLG, .763 OPS y OPS+ de 112. Todo esto fue posible al conectar 1395 hits en 5561comparecencias al cajón de bateo, con 309 dobles, 14 triples, 242 jonrones, 807 carreras empujadas, 533 boletos, 55 bases robadas, y 1120 ponches para un bWAR de 36,9. Sin duda sus números estuvieron decentes para la media del béisbol, pero dentro de la franquicia de los Marineros marcó una época.

Si bien Kyle estaba siendo pretendido por varios equipos, e incluso los rumores lo colocaban en equipos contendientes, por su gran temporada de poder donde despachó 35 jonrones y logró 101 carreras empujadas, para ser la primera oportunidad en su carrera que sobrepasó la barrera de 30 jonrones y 100 carreras empujadas, luego de su temporada del 2016 donde se combinó para 30 vuelacercas y 99 carreras empujadas. Por eso cuando hoy su esposa dejaba este mensaje, todos quedaron asombrados.

Su defensa estuvo siempre por encima de la media, incluso ganó un Guante de Oro, con 31 carreras salvadas (DRS) y un promedio de fildeo de .967 en 11 temporadas.

Al final se acabaron los rumores de donde podría ser firmado la tercera base de los Marineros de Seattle por más de una década. Jugador que se va vistiendo un único uniforme en su carrera.  

Kyle obtuvo con los Marineros más de 100 millones de dólares como salario, y no fue conocido solo por ser el hermano de Corey, sino porque se ganó un lugar en el corazón de los fanáticos de la ciudad de Seattle. Ahora emprende un nuevo camino, que de seguro será tan exitoso como su carrera en MLB.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba