AL BATE CON MODESTO: Cambios en la estructura de la Serie Nacional 60 que usted debe conocer

Los ocho primeros lugares avanzarán a los playoffs con el siguiente pareo: primer lugar frente al octavo, segundo-séptimo, tercero-sexto, y cuarto contra quinto. Serán topes de cinco juegos a ganar tres.

Los ocho primeros lugares avanzarán a los playoffs con el siguiente pareo: primer lugar frente al octavo, segundo-séptimo, tercero-sexto, y cuarto contra quinto. Serán topes de cinco juegos a ganar tres.
Los ocho primeros lugares avanzarán a los playoffs con el siguiente pareo: primer lugar frente al octavo, segundo-séptimo, tercero-sexto, y cuarto contra quinto. Serán topes de cinco juegos a ganar tres. (Foto Juventud Rebelde)

Por Modesto Agüero

   La próxima Serie Nacional de Béisbol en Cuba tendrá varios cambios que incluye una nueva estructura. En 59 ediciones la misma ha sido variada 14 veces teniendo en cuenta esta, ahora de manera justificada dadas las afectaciones por el nuevo coronavirus Covid-19.

   El certamen será inaugurado el próximo 12 de septiembre en el Estadio “Victoria de Girón” de Matanzas, sede de los Campeones Nacionales quienes tendrán de rival a los Toros de Camagüey, subtitulares.

   Los restantes encuentros, todos en la zona Occidental, serán entre Sancti Spíritus y Pinar del Río en el “Capitán San Luis”; Ciego de Avila-Artemisa en el “26 de Julio”; Santiago de Cuba-Isla de la Juventud en el “Cristóbal Labra”; Guantánamo-Industriales en el “Latinoamericano”; Las Tunas-Mayabeque en el “Héroes de Mayabeque”; Holguín-Cienfuegos en el “Cinco de Septiembre” y Granma-Villa Clara en el “Sandino” de Santa Clara.

   Estas primeras subseries serán de solo dos encuentros, uno el sábado 12 y otro el domingo 13 de septiembre. Después ya se jugarán tres partidos del martes 15 al jueves 17.

   En total serán 75 desafíos para cada uno de los 16 equipos, sin embargo no es la primera vez que se juega esta cantidad de partidos, ya que anteriormente se habían celebrado en las Series 23 y 24.

   Como la cifra de juegos es impar, hay equipos que van a jugar 38 encuentros como home club y uno menos como visitador.

   El Juego de las Estrellas está programado para el 8 de noviembre y la etapa clasificatoria se extenderá hasta el 27 de diciembre, dejando los días del tres al seis de enero del 2021 para celebrar los juegos suspendidos.

   Los ocho primeros lugares avanzarán a los playoffs con el siguiente pareo: primer lugar frente al octavo, segundo-séptimo, tercero-sexto, y cuarto contra quinto. Serán topes de cinco juegos a ganar tres.

   Mientras, semifinal y final se jugarán como hasta ahora al mejor de siete y los cuatro clasificados podrán seleccionar cuatro peloteros cada uno, de los equipos eliminados.

   Algo que debe agradar a los parciales de cada equipo es que el uniforme de home club tendrá el nombre de la mascota.

   En esta ocasión serán solo 45 peloteros por equipo en los entrenamientos a puertas cerradas debido a la pandemia.

   Esta Serie Nacional número 60 terminará en la primera semana de febrero e inmediatamente se integrará la preselección nacional de donde saldrá el equipo Cuba que asistirá al Preolímpico de las Américas en Arizona, Estados Unidos programado para marzo.

   Esperamos que los peloteros que juegan en Japón, entiéndase Alfredo Despaigne y Yurisbel Gracial puedan integrar el equipo, de lo contrario sus posibilidades de clasificar a la Olimpíada son escasas. Es un anhelo que todos los cubanos en otras Ligas en el Mundo formen parte del equipo nacional. Pienso que algún día esto se hará realidad.

   Algo con lo que estamos de acuerdo y hemos expresado en otros comentarios es que el mentor del equipo Cuba saldrá de los que dirigen en el Campeonato Nacional y se definirá por ciclos de un Clásico Mundial a otro. Según se ha dicho los requisitos para aspirar a este puesto son la experiencia del trabajo en la base, el nivel profesional, preparación para la función y resultados competitivos.

   Considero correcto que el director del equipo Cuba, salga de los que dirigen en la Serie Nacional ya que es un estímulo para ellos, también pienso que está bien darle un ciclo, digamos de cuatro años, pues creo que perder un torneo o dos no significa mucho, más aún con las fisuras que tiene el béisbol cubano en la actualidad. No es un problema de cambio de estructura, hay muchas cosas por mejorar entre las principales, el igualitario y muy bajo salario que reciben los peloteros.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*