Por Álex Fernández Fernández

Zack Greinke, que tiene en casa un premio Cy Young, guarda un grato recuerdo de su etapa en Houston cuando llegó a discutir incluso la Serie Mundial del año anterior.

En aquella oportunidad en el juego cinco ante Atlanta, salió de emergente como bateador y pegó de hit. Su compañero de equipo Carlos Correa disfrutó aquel momento histórico desde el banco de los Astros.

Pero todo aquello es cosa del pasado. Ahora el boricua y el lanzador van en bandos contrarios, y tienen historias diferentes. Uno en Minnesota, el otro en Kansas. Y ambos se enfrentaron en la jornada de este martes.

¡Cañonazo del infielder para producir par de carreras! Encontró el boricua hombres en tercera y segunda, y dio roletazo duro entre tercera y short. El juego se ponía 3×0 a favor de la visita en el Kauffman Stadium.

Dos para el plato. Sus empujadas 59 y 60 para maquillar el mega contrato que le hicieron al latino los Mellizos.

Greinke quien no vive sus mejores momentos, tuvo que conformarse con las memorias de glorias pasadas. Y en la actualidad poco ha podido aportar a Kansas que se coronó por última vez en una Serie Mundial en 2015.

Por su parte Correa, quien además tiene 21 batazos de vuelta completa, y un OPS de .830 en esta temporada, sabe que a su equipo le costará muchísimo hacerse de un puesto para el comodín de cara a los play off ,pues van terceros en la Central de la Americana.

Pero como ver al short stop puertorriqueño batear, siempre es un show, y nos recuerda su gesto indicando “la hora de Correa”, pues disfrutemos del vídeo y la jugada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba