SALIÓ A LA LUZ: Carlos Correa REGRESÓ a Minnesota por estas CAUSAS

La opción de Minnesota terminó siendo muy cómoda para él, pues siempre dijo que durante su año de estadía con los Mellizos se sintió como en casa.

Boras, el agente de Correa, dijo que entre cinco y seis equipos mostraron interés cuando los Mets empezaron a dilatar las negociaciones, pero le dio prioridad a la propuesta de los Twins debido a que estaban en esa lista bien corta de Correa, lo cómodo que se siente con ellos y el hecho de que el club respeta su liderazgo.

La actitud de Derek Falvey, presidente del departamento de operaciones de béisbol de los Twins, siempre fue positiva, cuando supo de la propuesta de los Gigantes le deseo buena suerte y lo felicitó; pero según sus propias declaraciones, cuando se despidió del puertorriqueño, supo que éste sentía algo especial por la organización.

Cuando le hicieron la pregunta, «‘¿Somos su tercera opción?’”, dijo Falvey. “Es un ser humano, al que le ofrecieron un montón de dinero dos veces. Nos podemos sentar aquí y decir cosas como: es tu primera opción, segunda opción, tercera opción. Yo les puedo decir que cuando tuve esa llamada con él esa noche cuando acordó originalmente con San Francisco, que fue algo bien emotivo para ambos. A él le importa este lugar”.

Luego de que San Francisco declinara de firmarlo, los Twins no tuvieron oportunidad de entrar nuevamente en la disputa porque el dueño de los Mets, Steve Cohen, fue rápido y agresivo en la conquista de Correa y para cuando Falvey se levantó cerca de las 6:15 de la mañana siguiente, tenía un mensaje de texto del agente en su teléfono: “Derek, va a firmar en otro lado. Gracias por tus palabras más temprano”.

Pero la historia se repitió, la preocupación por el tobillo de Correa volvió a ser un impedimento para que se concretara el trato, a pesar de que en este minuto, no existe ningún problema con él y está en un estado físico superior al 2022: “El doctor Camp me dijo que estoy en tremenda forma, hasta mejor que el año pasado, eso me dijo”, contó Correa sobre sus conversaciones con el doctor antes de que comenzar este proceso.

Pero las negociaciones con los Mets también se frustraron y ya para la navidad Falvey y los Twins volvieron a ponerse en contacto con Boras, suponiendo que algo andaba mal porque Correa seguía sin firmar, simplemente para dejarle saber que seguían disponibles para hablar.

Ya lo dijo Borás, “Hay que darles crédito, se metieron en ese terreno. ¿Llegaron a lo más alto? No. Pero se metieron allí. Y eso siempre estuvo en mi mente, porque eso me demostró que Minnesota está listo. Tenían esa percepción. Los dueños están comprometidos a llegar a donde llegaron. Eso fue lo que realmente me permitió llevar el interés de Derek a un nivel donde yo sabía que él tenía la habilidad de lograr un objetivo en una situación muy complicada”. 

Algunas veces en el béisbol, como en la vida y en todo lo demás, el destino y la suerte se juntan y se habrá una oportunidad que no esperabas”, comentó Falvey. “Los caminos no siempre son lineales. Algunas veces son enrevesados, pero están aquí y nos trajeron nuevamente al lugar que siempre supimos era el sitio correcto para Carlos”.

Ya iniciando enero Borás se comunicó con Falvey y le pidió que se movieran seriamente para concretar un acuerdo y desde ese momento y en el curso de uno diez días se mantuvieron en contacto diariamente. El pasado fin de semana las conversaciones entre ambas partes tomaron un nuevo rumbo y tras la contra propuesta del agente, llegaron a un acuerdo de de seis años y 200 millones, con el potencial de que se extienda a 10 años y 270 millones gracias a ciertas cláusulas y opciones.

La novela terminó el pasado martes, cuando Correa y su familia abordaron un avión rumbó a Minnesota, donde se sometió una vez más a los exámenes médicos y esta vez los pasó sin dificultades. Correa está de vuelta a casa y esta vez por un largo tiempo.

Scroll al inicio