CERRADOR DE LUJO: Raisel Iglesias tuvo EL MEJOR año de su carrera en MLB

November 18, 2021
Raisel Iglesias fue uno de los mejores cerradores del béisbol en 2021.

Por Juan Páez

Para no perderse los resúmenes de los peloteros cubanos que vieron acción en 2021 tanto en Grandes Ligas como en las Ligas Menores, haga clic aquí.

Raisel Iglesias hizo solo una cosa en la temporada 2021 de las Grandes Ligas: dominar a placer. El derecho se comió la Liga Americana en su primer año en ese circuito, también debutando como el cerrador de los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim. Tan bueno fue su año que podemos decir, sin problemas, que se trata de la mejor campaña de su trayectoria en la Gran Carpa.

Iglesias sumó a su cuenta 34 juegos salvados a lo largo de 65 apariciones y 70.0 episodios lanzados, segunda mayor cifra de salvamentos en la Liga Americana. El cerrojo cubano ponchó a 103 bateadores y fue uno de apenas cinco relevistas con al menos 100 abanicados, junto con Liam Hendriks (113), Paul Sewald (104), Josh Hader (102) y Craig Kimbrel (100). También ganó siete veces y perdió cinco encuentros, permitió 53 hits, 20 carreras limpias y dio únicamente 12 bases por bolas. Su efectividad fue de 2.57, la mejor para él desde 2018.

En cuanto a promedios, registró un tremendo WHIP de 0.93, ponchó a 13.2 bateadores por cada 9.0 innings y dio apenas 1.5 pasaportes también por cada 9.0 entradas lanzadas.

Pero no todo fue color rosa para Iglesias. Este comenzó frío, con efectividad de 4.30 y OPS rival de .740 en sus primeras 27 presentaciones, un lapso en el que permitió siete cuadrangulares en solo 29.1 episodios sobre la loma.

Sin embargo, Raisel comenzó una brillante senda de puro dominio desde el 23 de junio hasta el final de la ronda regular. En ese tramo, fue prácticamente imbatible. No solo fue colíder en salvados (22) en ese periodo, sino que tuvo la tercera mejor efectividad para un relevista en la Liga Americana (1.33) y la quinta mayor cantidad de abanicados para un bombero en todas las Grandes Ligas, con 60.

Alternando entre su recta de cuatro costuras, su slider y su cambio de velocidad, el apagafuegos (31 años) aumentó nuevamente su porcentaje de swings abanicados, lo que significa que ahora engaña a los bateadores con más frecuencia. A continuación, cómo ha aumentado su porcentaje de swings fallidos a través de los años:

2016: 28.2 %

2017: 30.3 %

2018: 33.8 %

2019: 33.8 %

2020: 38.0 %

2021: 40.9 %

Un escenario en el que Iglesias mostró al máximo su calidad como serpentinero fue con corredores en posición anotadora. Cuando tuvo a hombres en segunda y/o tercera, el diestro cubano permitió solo 12 hits (10 sencillos) en 67 turnos legales con el madero. Sus oponentes dejaron una línea ofensiva de .179/.227/.209 en ese ambiente.

Iglesias, que dominó sin problemas a los bateadores derechos, aprovechó a la perfección su último año bajo contrato. Con el mejor performance en su trayectoria y luego de rechazar la oferta calificada que le hicieron los Angelinos, quedó en la dulce espera de un nuevo acuerdo multimillonario y multianual con el que asegure su presencia en los próximos torneos de las Mayores. El presente le sonríe al cubano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba