Cocodrilos de Matanzas, más candidatos que nunca en la Serie 60

November 25, 2020
Nadie duda que Matanzas estará en la postemporada otra vez y con más fuerza

Por Alexander García

Con la victoria de este martes ante Guantánamo, los Cocodrilos de Matanzas se afianzaron en el primer lugar de la Serie 60, sacándoles 2 juegos de ventaja a los Alazanes de Granma.

A pesar de las altas y bajas, de perder hombres claves como Yoannis Yera y Erisbel Arrebarruena, a pesar de eso, los yumurinos se han mantenido la punta del torneo.

Y el tema viene a colación, después de Juego de Estrellas, pues los dirigidos por Ferrer habían entrado en una dinámica perdedora que preocupaba a sus fanáticos. Cuando, Matanzas salva el honor ante Ciego de Ávila en el último partido de la susberie los fantasmas comenzaron a desparecer y todo volvió a mostrarse con total normalidad.

Con su victoria, los Cocodrilos aseguraron el tope particular ante los Tigres 3-2, pues habían barrido en su primer duelo. En ese entonces, Matanzas ganó y Entenza volvió a encontrar la ruta del éxito para más tranquilidad de sus seguidores; tal vez como un bonito gesto de despedida, antes de partir a Venezuela.

Desde que comenzó la Serie 60, ha sido así; perdieron los dos primeros con Camagüey, luego barrieron a Las Tunas, después cayeron 2-1 ante Sanctis Spiritus para llevarse más tarde los dos ante Granma.

En un constante vaivén se ha movido este campeonato pero dentro de la inestabilidad, los dirigidos por Armando Ferrer son los que mejor han logrado manejar la situación.

Al momento de escribir este artículo, era un hecho que tras el parón por el Juego de Estrellas, la cara de Matanzas ha sido otra en la Serie 60; no solo por las dos derrotas iniciales ante Ciego de Ávila o la lechada del primer juego ante Las Tunas, sino por la baja ofensiva y el endeble rendimiento en sus últimas actuaciones, de lanzadores con responsabilidad en el equipo, tales como Noelvis Entenza y el mismo Renner Rivero.

Pero otra vez, durante a ultima subserie, sacan un buen juego de locales ante Sanctis Spiritus para golpear primero en Nguyen Van Troi y mantenerse arriba.

Ante la ausencia del zurdo Yoannis Yera y de hombres claves como Erisbel Arrebaruena, Yurisbel Gracial y  Ariel Martínez, la situación se complejiza un poco más para el manager Armando Ferrer, quien también vera partir hacia próximamente al ya mencionado Noelvis Entenza.

Si tenemos en cuenta además el pobre rendimiento ofensivo de un referente como Yasiel Santoya y que la mayoría de las figuras referenciadas, incluido Yadir Drake deben entrar a partir del juego 60, el asunto se vuelve más controvertido aun para el experimentado mentor, quien vivirá en los próximos veinte juegos su gran prueba de fuego como campeón.

Pero Ferrer sabe de pelota, en verdad es un hombre curtido y luego de escucharlo en la entrevista con Aurelio Prieto Alemán, a nadie le cabe duda dudas de ello. Ha demostrado con creces su sapiencia, no solo en la Serie 59 al ganar el tan anhelado título sino en esta temporada, manejando bien la presión del torneo, haciendo los cambios precisos, rescatando el potencial de hombres como William Luis y el mismo Entenza, haciendo regresar a la provincia una parte del talento perdido durante la era Mesa, como Moisés Esquerré o recuperando a un hombre como Ariel Sánchez.

En este punto es preciso señalar que el mismo manager ha manifestado en varias entrevistas con plena confianza, estar preparado para enfrentar esta Serie atípica, por lo cual ha manejado todas las variantes posibles en pos de solventar las situaciones complejas que se le puedan presentar. 

Cuando uno mira las dinámicas por las que se ha movido esta Serie 60, dinámicas marcadas por la inestabilidad, uno se percata que en verdad los yumurinos no han caído en slumps prolongados, logrando sortear los temporales de una manera muy profesional, explotando los elementos del llamado juego chiquito, con la velocidad de hombres como Aníbal Medina y Eduardo Blanco.

La preocupación aflora pero hasta cierto punto esta tendencia es normal, Matanzas cuenta con las herramientas necesarias para suplir sus carencias y ya el zurdo Dariel Góngora dio fe de ello el ante las Tunas y Sanctis Spíritus, Rivero lanzó un buen juego contra los Gallos el domingo y este martes, un sorprendente Yoel Suarez, dio muestra de que aún le queda por dar en nuestra pelota.

Sin Yera ni Entenza, pienso que Rivero y el ya mencionado Dariel Góngora, pueden echarse el equipo arriba hasta el regreso de los dos primeros.

Nadie duda que Matanzas estará en la postemporada otra vez y con más fuerza, tras el regreso de sus estelares, será más candidato a revalidar el título.

Nos vemos a la vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba