Por Robiel Vega

Con las bases congestionadas y tras un primer envío que lo sorprendió, pues fue una slider afuera cuando le estaban regalando toda la banda izquierda, el relevista de los Marineros, Paul Sewald, le trabajó adentro con una recta de 93.2 MPH que inteligentemente el tunero llevo hacia la banda opuesta dejándola caer delante del jardinero izquierdo, permitiendo así la entrada desde tercera de su compañero y compatriota Aledmys Díaz, quien había entrado como corredor sustituto de Martín Maldonado, que con doblete había encendido la chispa en los Astros.

Para Yordan, quien antes del inicio de este partido ocupaba el tercer lugar en frecuencia jonronera en la MLB con 12.17, tercero en cuadrangulares en la Liga Americana con 12, quinto en boletos (24), sexto en slugging (.534), octavo en OPS (.885) y noveno en anotadas con 27; fue su impulsada número 25 de la campaña, ocupando el tercer lugar en su equipo.

Un dato curioso es que en su anterior partido, Yordan impactó tres pelotas a más de 100 MPH, con una máxima de 110.3 MPH y aún así se fue de 4-0 en la derrota 6×0 ante los propios Marineros de Seattle, no es casualidad que ocupe el segundo lugar en toda la MLB en cuanto al Hard Hit Percent (porcentaje de bolas golpeadas con fortaleza), con un 61 %.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba