Por Robiel Vega/ @robielcuba87

Cada vez falta menos para que los campeones de las diferentes Ligas Invernales del Caribe queden definidos. En tierras aztecas los bicampeones de Culiacán emparejaron el play off a dos victorias por bando, en Venezuela, los Caribes partieron delante de los Navegantes en el inicio de la serie definitoria, mientras que en Nicaragua, a falta de dos jornadas para conocer el otro finalista, hay tres equipos con opciones para la segunda plaza.

Comenzamos este recorrido, como siempre, por la Liga ARCO Mexicana del Pacífico, donde los Tomateros de Culiacán, en un muy cerrado duelo finalizado 3×2, derrotaron a los Charros de Jalisco e igualaron el play off a dos victorias por bando. Stevie Wilkerson empujó la carrera decisiva con imparable dentro del cuadro, para traer hacia la goma a Sebastián Elizalde.

La baja de la octava inició con Sebastián Elizalde pegando una tremenda línea contra la cerca del jardín derecho. “El Depredador”, como se le conoce, hizo un corring fabuloso, llegando hasta la antesala con un triple que animó a la afición hasta el delirio. El siguiente bateador, Joey Meneses recibió boleto. Después, el relevista Jared Wilson dominó a Víctor Mendoza con fly al derecho; entonces, Stevie Wilkerson pegó roletazo que Wilson desvió con el pie y permitió tanto la carrera de Elizalde como el infield hit.

Así se definía un partido cerrado de principio a fin, en el que los cubanos participantes, Dariel Álvarez y Félix Pérez, se fueron de 4-1 cada uno aunque no pudieron producir. El camagüeyano ha conectado de hit en cada uno de los encuentros de la final, acumulando línea ofensiva de .375/.375/.563 (AVE/OBO/SLG). Por su parte, «El Niño», apenas ha disparado dos hits en 14 turnos, para una pobre slach line de .143/.250/.357.

En la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) comenzó la gran final, donde no intervienen peloteros de nuestra isla, pero no por ello deja de ser atractiva. En otro cerradísimo duelo, los Caribes de Anzoátegui partieron delante y vencieron 6×5 a los Navegantes de Magallanes, en su propia casa del parque Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz.

En resumen, el partido duró 4 horas y 7 minutos, con asistencia de cinco mil 602 aficionados. Ambos elencos conectaron siete hits y no se cometieron errores. El pitcheo de Caribes regaló ocho boletos a sus rivales, quienes solamente concedieron tres, aunque supieron resolver ese descontrol en momentos claves del encuentro. Los guantes de los ganadores realizaron tres jugadas de dobles play.

Finalmente, cuando restan dos jornadas para finalizar el Round Robin de la Liga Nicaragüense, los Gigantes de Rivas ya garantizaron su pase a la final, con balance de 7 victorias y 3 derrotas y ventaja de dos sobre el resto de contendientes.

Por otro lado, tres rivales lucharán a brazo partido por esa segunda plaza, pues los Leones de León, que llegaron a perder cinco juegos en línea, han remontado y ya igualaron su balance con 5 y 5, ocupando el segundo escaño, pero muy de cerca lo vigilan los Tigres de Chinandega y el Tren del Norte, con 4 y 6.

Por la armada cubana Alay Lago volvió a hacer de las suyas, bateando de 4-4, con un doble, una anotada y tres empujadas, a pesar de esa fenomenal faena ofensiva, no pudo evitar que su equipo fuera derrotado por los poderosos Gigantes 12×4 quienes con el éxito, definieron su pase a la discusión del título.

El capitalino sigue haciendo historia y ya suma 92 imparables, registrando un récord que parece inalcanzable en ese béisbol, además, con 45 empujadas y 47 anotadas, sigue comandando ambos departamentos. Lago mantiene una línea de bateo de .424/.458/.567/1.025, mientras que en el Round Robin, su rendimiento no se ha quedado atrás, promediando para .432,con OBP de 458, SLG de 477 y OPS de .935, comandando los inatrapables, con 19, además de haber anotado en seis oportunidades y remolcar a cinco compañeros para el plato.

En el otro partido, los Leones vencieron a los Tigres 6×1, en partido discreto para la mayoría de los cubanos, cinco en total, que vieron acción. El abridor Alfredo Valiente sostuvo un duelo a ceros con Luis Castellón durante cuatro capítulos, pero en el quinto episodio aflojó y con tres imparables en línea, uno de ellos triples, le fabricaron una triada de anotaciones, suficientes para cargar con el revés.

A Valiente lo relevó otro cubano, Pedro Echemendía, quien tampoco se pudo hacer justicia y recibió tres imparables en dos tercios de inning. El capitalino Reinier Roll vino a su rescate, pero también fue bateado, en 1.1 entradas le fabricaron un trío de carreras, con par de hits, un boleto y dos ponches.

A la ofensiva, Rubi Silva (.325/.369/.508/.877) se fue de 4-0 por el bando perdedor, mientras que por los vencedores, el granmense Adrián Moreno conectó un hit en cuatro turnos, para dejar sus números en (.244/.363/.310/.673).

Recuerde que éste y todos los resúmenes que envuelvan jugadores cubanos los encuentra dando clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba