DEBUTÓ Y CUMPLIÓ: Vladimir Gutiérrez dejó un buen sabor como abridor de Cincinnati

Por Juan Páez

Para no perderse los resúmenes de los peloteros cubanos que vieron acción en 2021 tanto en Grandes Ligas como en las Ligas Menores, haga clic aquí.

Vladimir Gutiérrez era uno de los abridores cubanos más destacados en las Ligas Menores. Su calidad finalmente recibió la recompensa más grande: en mayo, los Rojos de Cincinnati lo llamaron a las Grandes Ligas. Su debut ocurrió el 28 de mayo y, desde entonces, se mantuvo hasta el final de la temporada 2021, dejando una buena primera impresión como abridor del equipo dirigido por David Bell.

Gutiérrez disfrutó de un gran éxito desde el principio. En su estreno, aunque los Rojos cayeron 1×0 ante los Cachorros de Chicago, dominó a los oseznos en 5.0 entradas de dos hits y una carrera limpia, producto de un jonrón solitario.

Lo mejor vino inmediatamente: un periodo de tres victorias consecutivas en inicios contra los Cardenales de San Luis y los Cerveceros de Milwaukee (2). Al cabo de sus cuatro primeras apariciones en el mejor béisbol del mundo, tenía efectividad de 2.74 en 23.0 entradas, con 15 hits y siete carreras limpias, además de 19 ponches propinados.

Aunque Gutiérrez estaba viviendo un sueño, los tropiezos llegaron de inmediato. Entre el 19 de junio y el 30 de ese mismo mes, se enfrentó dos veces a los Padres de San Diego y en una ocasión a los Bravos de Atlanta. Tales rivales le pegaron fuerte, con 20 hits y 14 rayitas en apenas 15.1 innings lanzados. En ese lapso permitió seis cuadrangulares, dio nueve bases por bolas, solo ponchó a 11 y registró efectividad de 8.22.

Y así fue la temporada para el derecho de 26 años de edad. Capítulos buenos y capítulos malos a lo largo de 22 aperturas totales. Su mejor etapa se dio en el periodo entre el 27 de julio y el 22 de agosto, en el que realizó seis presentaciones, todas de calidad, ganó cinco y perdió una. En ese tramo, Vladimir demostró lo que puede hacer en el montículo: fueron 38.2 capítulos lanzados, 31 hits permitidos, ocho carreras limpias, 10 pasaportes, 36 ponches y efectividad de apenas 1.86.

Sin embargo y desafortunadamente, Gutiérrez tuvo problemas para afrontar el cierre de la ronda regular. El diestro fue noqueado en cinco de sus últimas seis presentaciones en la campaña 2021, un periodo en el que finalizó con efectividad de 9.43 en únicamente 21 actos trabajados. En esos seis inicios, se mostró errático al otorgar 11 pasaportes y permitir seis cuadrangulares, los que precisamente fueron los peores enemigos del cubano en su primer año como grandeliga.

Lo positivo es que se convirtió en el isleño con más innings lanzados en su año de estreno desde Roenis Elías (163.2 en 2014) y, en general, en apenas el undécimo antillano en ganar al menos nueve partidos en su primer torneo en las Grandes Ligas (también primero en hacerlo desde aquel 2014 con Elías).

En síntesis, Gutiérrez tiró 114.0 innings, se fue con récord de 9-6 y efectividad de 4.74. Le pegaron 115 imparables (20 jonrones), le hicieron 60 carreras limpias, dio 46 boletos, ponchó a 88 contrarios, dejó un alto WHIP de 1.41 y quedó octavo en la votación del premio al Novato del Año en la Liga Nacional, ganado por su compañero Jonathan India. El 2022 será un año bien interesante para Vladimir, el año en el que intentará consolidarse en la Gran Carpa.

1 comentario en “DEBUTÓ Y CUMPLIÓ: Vladimir Gutiérrez dejó un buen sabor como abridor de Cincinnati”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba