SE SINCERÓ: Jorge Soler HABLÓ sobre experiencia con Miami Marlins

En su última campaña, Soler enlazó 36 cuadrangulares

El pasado 18 de febrero se dio a conocer una de las noticias más rutilantes del mercado invernal de la Major League Baseball (MLB). En aquella fecha se concretó la firma por tres años y 42 millones de dólares del cubano Jorge Soler con San Francisco Giants.

Para el pelotero de 32 años, será su quinta franquicia desde su arribo a Grandes Ligas el 27 de agosto de 2014 con Chicago Cubs. Luego tuvo un paso por Kansas City Royals (2017-2021) y un efímero pero glorioso accionar en Atlanta Braves, con quien ganó la Serie Mundial de 2021, siendo Jugador Más Valioso de ella.

No obstante, sus últimas dos temporadas las completó poniéndose el uniforme de Miami Marlins, una plaza en la que dio uno de sus mejores rendimientos, siendo All Star por primera vez y convirtiéndose en uno de los emblemas del equipo. Haciéndolo también para muchos aficionados cubanos que se identificaban tanto con él como con Yulieski Gurriel.

Jorge Soler disfrutó su etapa en Miami

«En Miami me fue super bien gracias a Dios. Estaba jugando en mi casa, me llevaba bien con el mánager y los coach. Fue dos años buenísimos allí. La fanaticada cubana tenía dos peloteros cubanos, que ya hace mucho tiempo no lo tenían«, comentó el nacido en La Habana.

Incluso, jugar en loanDepot Park de Miami le ayudó para estar cerca de su familia, sobre todo de su padre, quien iba de forma habitual al estadio para apoyar a su hijo.

«Fue una gran ventaja para él, pues fue fiel seguidor mío desde que tengo siete años. Iba conmigo para todos. Así que esos años en Miami fue buenísimos porque estaba en todos los juegos apoyándome a mí y al equipo. Este año va a tratar de estar conmigo en San Francisco«, dijo.

En la entrevista, el bateador designado y jardinero explica que su salida de Miami se debió a que la directiva de Marlins no lo contactó en la agencia libre para ofrecerle un contrato. «Marlins no me contactó«, respondió cuando fue consultado sobre el tema.

Pero Soler ve hacia adelante y ya pone su objetivo en San Francisco Giants. Ahora trasladará al Oracle Park su poder para dar cuadrangulares. «Antes de unirme al equipo en Spring Training la información que me habían dado era que Barry Bonds era el último jugador de la organización en haber dado más de 30 jonrones. Dios me dio el don de la fuerza y eso es lo que tengo que utilizar«, afirmó.

En su última campaña, Soler enlazó 36 cuadrangulares, impulsó 75 carreras y 126 hits, entre ellos 24 dobles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *