Por Damián Abreu

Iglesias, había ingresado al partido en la novena entrada, como es habitual. Su equipo tenía una ventaja de nueve carreras por siete y la tarea de Raisel era preservarla para concretar el éxito para los Angelinos. No tuvo una salida fácil pues tras dominar al primer bateador que enfrentó, otorgó un boleto y permitió un indiscutible para poner las carreras del empate en circulación.

Luego de sacar el segundo out con una jugada dentro del cuadro que puso a ambos corredores en posición anotadora, le tocaba batear al avileño Adolis García, quien tenía un indiscutible impulsor en el desafío y venía con la posibilidad de ser el héroe del partido si ponía la pelota en juego.

La situación más tensa no pudo ser, el duelo entre los dos cubanos se extendió hasta quedar en cuenta completa de tres bolas y dos strikes, con lo que ninguno de los dos tenía margen para el error. Fue entonces cuando Raisel le tiró una slider de 85 millas en la zona exterior que Adolis salió a buscar desesperado y la encontró. El resultado fue un largo batazo de 392 hacia lo más profundo del jardín central pero que sería capturado por el defensor de esa zona Magneuris Sierra para saldar la victoria en definitiva para los Angelinos.

Este fue el primer juego salvado para Raisel Iglesias en el mes de julio y para encontrar el último salvamento del pinero tenemos que remontarnos al 29 de junio ante los Chicago White Sox, hace más de un mes. Con este rescate Raisel llega a 16 en la temporada y se ubica entre los 10 primeros en dicho departamento de la Liga Americana.

La actuación del lanzador cubano en este desafío se cerró con seis bateadores enfrentados, un hit permitido, una base por bolas y un ponche para apuntarse el salvado. En tanto el otro protagonista cubano, Adolis García se fue en el encuentro con desempeño de un indiscutible en cinco turnos, una impulsada y un ponche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba