Elefantes de Cienfuegos: lo mejor de la Serie 60

La tanda de zurdos que poseen los Elefantes son un dolor de cabeza para cualquier rival; peloteros rápidos, chocadores, hombres que hacen los ajustes necesarios para conectar la bola.

La tanda de zurdos que poseen los Elefantes son un dolor de cabeza para cualquier rival; peloteros rápidos, chocadores, hombres que hacen los ajustes necesarios para conectar la bola.
La tanda de zurdos que poseen los Elefantes son un dolor de cabeza para cualquier rival; peloteros rápidos, chocadores, hombres que hacen los ajustes necesarios para conectar la bola.

Por Alexander García 

   Si hay algo que me ha gustado en esta Serie 60 es ver jugar al equipo de Cienfuegos. Me ha gustado no solo por las 21 carreras anotadas a Industriales y la barrida en el Latino, sino porque como ninguno de los otros contendientes han mostrado ganas de competir desde el principio, desde esa paliza en el primer juego de la temporada ante Sancti Spiritus hasta la mas reciente victoria como local contra Pinar del Río. 

   Para unos puede parecer sorpresa, pero no, la base de los Elefantes radica en los jugadores del equipo sub 23 que fue subcampeón hace unos años, desde Cesar Prieto y Luis González hasta Félix Rodríguez, Daniel Pérez y Luis Vicente Mateo, por solo citar algunos. 

   El hecho de poder aglutinar a estos jugadores de tremendo nivel junto a figuras ya establecidas como Pavel Quesada y Juan Miguel Soriano, ya rindió sus frutos en la temporada anterior cuando, contra todo pronóstico, los sureños se colaron entre los seis clasificados a segunda ronda, quedando incluso entre los cuatro primeros tras los 45 juegos iniciales. 

   A todas luces se ve un equipo compacto, bien armado; después de las subseries ante Villa Clara y Pinar del Rio, el pitcheo se le ha venido acoplando de una manera aceptable en pos de compensar la producción ofensiva, de hecho ya su principal carta de triunfo, Yasmani Insua, parece haber encontrado su paso con victorias ante Industriales y Pinar. 

   Si a esto le sumamos las últimas actuaciones de Hermes González y los relevos de Carlos Damián Ramírez, las opciones de Cienfuegos en esta campaña aumentan hasta ubicarlos como fuertes candidatos a pelear por los cuatro primeros puestos otra vez y de esta manera asegurar jugar de local en los Playoffs. 

   La tanda de zurdos que poseen los Elefantes son un dolor de cabeza para cualquier rival; peloteros rápidos, chocadores, hombres que hacen los ajustes necesarios para conectar la bola y lo mismo la dirigen con solidez a la banda contraria que le pegan duro para el medio del terreno. Sin dudas es algo que da gusto mirar, señores. 

   Si muchos pensaron que tras la salida de José Dariel Abreu, Yoan Moncada, Yasiel Puig y Erisbel Arrebarruena, la pelota en Cienfuegos iría al piso, hoy los hechos nos pegan duro en la cara a todos para regalarnos el gustazo de ver a un elenco desplegar un béisbol hermoso. 

   Nos vemos a la vuelta.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*