Estadísticas finales de TODOS los cubanos en la Lidom 2019-2020

Yuniesky Maya fue uno de los serpertineros cubanos habituales en la pelota dominicana

Yuniesky Maya fue uno de los serpertineros cubanos habituales en la pelota dominicana
Yuniesky Maya fue uno de los serpertineros cubanos habituales en la pelota dominicana (web screen shot)

Por Juan Páez

La ronda regular de la temporada 2019-2020 de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana finalizó con la llegada del Año Nuevo y hubo actuaciones de cubanos a destacar, sobre todo desde el montículo. Los lanzadores veteranos Jorge Martínez y Raúl Valdés podrían estar en la pelea por el premio al Lanzador del Año.

Entre los serpentineros que calificaron al título de efectividad, el diestro Martínez quedó tercero en la carrera por ese departamento, con 1.96, solo por debajo de Carlos Martínez (1.94) y César Valdez (1.11).

El lanzador de los Toros del Este ganó cuatro veces, perdió en dos oportunidades, dio tres bases por bolas y retiró a 32 contrarios por la vía del tercer strike a lo largo de 46.0 entradas de labor (10 juegos, nueve aperturas).

En el caso de Valdés, el experimentado escopetero sigue demostrando a sus 42 años de edad que aún tiene con qué.

El incombustible zurdo sumó 10 aperturas también con los Toros y dejó balance de 5-2, 2.51 PCL. En 61.0 innings, le conectaron solo 46 indiscutibles y le fabricaron 17 carreras limpias, con 22 pasaportes y 30 abanicados.

En cuanto a los bateadores cubanos, Rangel Ravelo y José Adolis García, compañeros hasta 2019 en la organización de los Cardenales de San Luis, no tuvieron el rendimiento esperado a la ofensiva.

Ravelo empujó ocho rayitas en 16 enfrentamientos y dejó una línea discreta de .271/.444/.354 con las Águilas Cibaeñas, mientras que García fabricó apenas cinco carreras en 17 compromisos y se ponchó en 17 ocasiones. Su línea fue de .250/.261/.368, con un bajo OPS de .629 jugando para los Gigantes del Cibao.

Actuación de todos los cubanos en la ronda regular de la temporada 2019-2020 de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana:

Lanzadores:

Yunesky Maya (Águilas Cibaeñas): 11 JI, 1 G, 3 P, 52.0 EL, 47 H, 20 CL, 3 HR, 8 BB, 46 K, 3.46 PCL.

Néstor Cortés Jr. (Estrellas Orientales): 2 JI, 0 G, 1 P, 4.0 IP, 10 H, 6 CL, 2 BB, 6 K, 13.50 PCL.

Jorge Martínez (Toros del Este): 10 J, 9 JI, 4 G, 2 P, 46.0 IP, 46 H, 10 CL, 3 BB, 32 K, 1.96 PCL.

Raúl Valdés (Toros del Este): 10 JI, 5 G, 2 P, 61.0 IP, 46 H, 17 CL, HR, 22 BB, 30 K, 2.51 PCL.

Bateadores:

Rangel Ravelo (Águilas Cibaeñas): 16 J, 48 VB, 13 H, 2B, HR, 8 CI, 4 CA, 13 BB, 9 K, .271/.444/.354/.799.

José Adolis García (Gigantes del Cibao): 17 J, 68 VB, 17 H, 4 2B, 2 3B, 5 CI, 4 CA, 17 K, .250/.261/.368/.629.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

2 Comments

  1. Yunesky y Raul Valdez han hecho una carrera de excelencia en la fortisima Liga Dominicana, como antes lo hiciera Kendrys Morales.

    Por cierto, esa existosa liga dispone solo de 6 equipos (Aguilas, Estrellas, Gigantes, Leones, Tigres, Toros), que son mas que suficientes para el numero de habitantes de la nacion, casi 11 millones en el 2017, solo ligeramente inferior a la poblacion cubana.

    En la 1ra ronda los peloteros domincanos juegan 50 partidos y los 4 primeros equipos clasificados entonces van a 18 encuentros. Despues los dos que llegan a la final discuten el titulo en 9 juegos a ganar 5. En otras palabras, lo maximo que puede jugar un equipo, el campeon, serian 73 encuentros.

    Al igual que en la liga cubana, ampliamente la mas poderosa en los primeros 60 anos del siglo XX, o la de Puerto Rico, Japon, Corea o Venezuela, existe una correspondencia entre la poblacion y el numero de equipos.

    La llegada de la gloriosa y noble revolucion cubana impuso un frankenstein geografico (tambien socioeconomico) que desde mucho antes se reflejo en las Series Nacionales, donde por decretos los equipos fueron aumentando hasta triplicarse, sin que este aumento se justificara por el aumento poblacional y mucho menos por la disponibilidad de recursos o el progreso.

    En realidad, el gran lider no buscaba estimular la participacion popular ni otros cantos de sirena. A limponer las nuevas estructuras geograficas y deportivas, simplemente las usaba y aun se usan como un instrumento de control que facilitaba y facilita las divisiones y regionalismos basados en el lugar de nacimiento, lo que se traducia (y se traduce) en el enfrentamiento entre cubanos por su procedencia. Excelente, brillante forma de tener a la gente enfrentada en la horizontal y lejos de los verdaderos responsables de las penurias de la isla.

    La primera medida que debe realizar el actual (des)gobierno cubano o uno futuro para tratar de rescatar lo que queda o quedara de beisbol, ahorrandose recursos y concetrando la calidad, es reducir el numero de equipos en la serie elite a no mas de 6, con libre participacion de peloteros de cualquier provincia o pais.
    A partir de esta decision elemental viene todo lo demas.

  2. Buen trabajo en general, pero realmente en la LIDOM estuvieron 8 jugadores de posiciòn y 6 lanzadores, en total 14 peloteros cubanos….pues entonces no estàn todas las estadìsticas de todos los peloteros cubanos en la temporada regular…

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*