Estrella granmense cerca de entrar a grupo exclusivo de la pelota cubana

Por Pablo Pichardo

En el béisbol siempre son recordados esos jugadores que a lo largo de sus carreras consiguen hazañas extraordinarias o cifras que resultaron muy significativas en el rendimiento del equipo.

Tal es el caso de esos escasos jugadores que se convirtieron en los reyes de los dobles a lo largo de las Series Nacionales después de conseguir sobrepasar los 400 biangulares en sus carreras deportivas.

Solo cuatro afortunados lograron disparar cuatro centenares de conexiones extraviadas de par de almohadillas, el pinero Michel Enríquez (437), el villaclareño Ariel Borrero (412), el espirituano Frederich Cepeda (411) y el santiaguero Rolando Meriño (405).

También te puede gustar: Del Equipo Cuba a firmar con Angels y lograr debut espectacular

A esta cifra sin dudas va arribar el inicialista camagüeyano Yordanis Samón Matamoros  en medio de la actual 61 Serie Nacional de Béisbol ya que tan solo un doble lo separa de entrar nuevamente a los libros de la historia.

En lo que va de torneo el oriundo de Granma suma 14 extrabases (diez dobles y cuatro cuadrangulares)  mientras su promedio ofensivo se encuentra en .383 a pesar de tan solo haber conseguido remolcar a 10 compañeros. Por su parte su línea ofensiva se encuentra en (.439 OBP/ .750 SLU/ 1.189 OPS).

Gran parte de estos 399 dobles del primera base de la Selección Nacional fueron con los Alazanes de Granma entre las Series 42 y 55 (266), mientras que con los Cocodrilos de Matanzas alcanzó 27 biangulares. Por su parte vistiendo los colores de los Azules de la Capital consiguió 59; además de los 30 que ya suma con Camaguey. Como refuerzo consiguió ocho conexiones de estas características con el plantel de Holguín, mientras tan solo una, bajo los colores de Ciego de Ávila.

Al arribar a la prestigiosa cifra el granmense formaría parte del selecto grupo que tienen al menos 400 dobles, dos mil indiscutibles, 190 cuadrangulares y mil carreras remolcadas, del cual solamente forma parte la leyenda espirituana Frederich Cepeda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba