Por Gian Franco Gil

Los Orioles del Baltimore y los Rays de Tampa Bay necesitaron 13 entradas para definir las acciones en el “Oriole Park at Camden Yards”. La victoria de 8×6 favorable a los Orioles fue a la cuenta de Nick Vespi, quien sustituyó al cubano Cionel Pérez sobre la lomita de los suspiros en el episodio número 12. Mientras, Ralph Garza Jr. cargó con el revés y Randy Arozarena estuvo en una jornada –ofensiva- casi perfecta.

De esa forma, los Orioles terminaron con una larga racha de victorias conseguida por los visitantes en la noche del jueves, 19 de mayo. Hasta la última jornada de Grandes Ligas correspondientes a 2022, realizada en las últimas horas, los Rays sufrieron su primera derrota frente a Baltimore, luego de 15 éxitos consecutivos.

La seguidilla de triunfos que se quebró este jueves significó la más larga en la historia de la Franquicia e igualó en el quinto puesto como uno de los mejores resultados de la MLB. El primer lugar en este raro apartado estadístico lo ocupan los Yankees de Nueva York, con 21 “sonrisas”.

También te puede interesar: ¿Que pasó Randy? Hasta el mismo Arozarena quedó sorprendido

Mientras, en el Oriole Park, el destino de los Rays este fin de semana, acumulaban nueve victorias, superando la otra gran racha conseguida por el conjunto en el “Fenway Park” (ocho triunfos), la cual concluyó el 13 de agosto de 2020.

El desafío llegó igualado a tres carreras a la novena entrada y ambos elencos recibieron el cero para forzar el extrainnings. Más dramatismo alcanzó cuando las franquicias fabricaron dos carreras en la décima y una en la oncena. En la duodécima se quedaron cortos y no lograron anotar. La película seguía y estaba reservando fuertes emociones para su final.

Un out en la registradora frustró la esperanzas de la organización Floridana y comenzó a volar el fantasma en el estadio de “cuando no haces te la hacen”. En efecto. Rougned Odor desapareció la bola por el jardín derecho con un compañero en circulación y decidió el emocionante partido.

La participación cubana en el desafío estuvo liderada por Randy Arozarena. En cinco visitas legales al rectángulo de bateo, el patrullero conectó cuatro inatrapables (todos sencillos) y anotó una carrera. El pinareño consiguió el cuarto partido desde que llegó a la Gran Carpa con esa cifra de imparables.

Casualmente, la primera vez que lo logró fue el 20 de mayo de 2021 frente a los Orioles. En agosto de ese mismo año año le repitió la dosis a los de Baltimore, y la última que alcanzó una actuación similar fue en la presente temporada, a inicios de mayo frente a los Marineros de Seattle.

El jugador de Tampa Bay en cada oportunidad que tiene a los Orioles de rivales activa su bate y comienza a castigar los lanzadores sin piedad. En 22 juegos acumula 36 inatrapables en 89 veces al bate, para un excelente .404 de promedio ofensivo. Además, exhibe la cifra de nueve cuadrangulares y 22 compañeros remolcados.

Por otro lado, presenta ocho imparables en los dos 20 de mayo en que ha visto acción en el Show.

En ese juego, Yandy Díaz inició como tercera base y primer hombre en la alineación. En seis turnos conectó un incogible y fletó un corredor hacia la registradora. En tanto, Cionel apareció como relevista en el inning 12, trabajó dos tercios, enfrento tres bateadores, le conectaron un hit sin carreras y su promedio de carreras limpias descendió a 0.77.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba