FALLECIÓ exjardinero de los Yankees a los 55, tras dura batalla con enfermedad

Por Robiel Vega/ @robielcuba87

El mundo del béisbol sigue estremeciéndose cada día con nuevas pérdidas irreparables. Ahora nos llega la noticia del fallecimiento a la edad de 55 años del exjardinero de los Yankees de New York Gerald Williams, no sin antes librar una dura batalla contra el cáncer. 

La noticia fue anunciada en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de The Players Tribune por Derek Jeter, exjugador y miembro del Salón de la Fama, además de amigo muy cercano de Williams. «Para mi compañero y uno de mis mejores amigos, descansa en paz, mi hermano. Mis pensamientos y oraciones están con su esposa, Liliana, y toda su familia», escribió Jeter.

Gerald inició su camino en las Grandes Ligas con los Yankees en 1992, tres años antes de que lo hiciera Jeter. Jugó en dos momentos con la franquicia, primeramente entre 1992 y 1996 y finalmente tuvo un breve paso en el año 2000. Dejó promedio de .298 con 18 jonrones y 85 carreras impulsadas como jugador de los Yankees.

Te puede interesar: YA Millonario y ¿el mejor de la franquicia? Prospecto cubano sería el futuro de Washington

Imposible olvidar que el primero de mayo de 1996, aún siendo parte de los Yankees de Nueva York, Williams consiguió seis hits en un partido contra los Orioles de Baltimore, igualando un récord para la liga en ese momento. Esta hazaña, aunque fue lograda en 15 entradas, sólo ha sido lograda por otros dos Yankees, Johnny Damon (2008) y Myril Hoag (1934). De igual manera a lo largo de toda su carrera en la MLB, Williams bateó para .255 de average, con 780 imparables, 85 cuadrangulares y 365 remolcadas.

Williams, además de jugar con los Yankees, tuvo participaciones con los Cerveceros de Milwaukee, los Bravos de Atlanta, los Rays de Tampa Bay, los Marlins de Florida y los Mets de Nueva York.

Su mejor época fue de 1998 a 2000, cuando bateó .280 y alcanzó un OPS de .780, además alcanzó promedios por 162 juegos de 16 jonrones y 67 propulsadas. Fue precisamente en el 2000, cuando alcanzó su mayor registro jonronero, con 21, vistiendo los colores de Tampa Bay.

Ese propio año 2000 estuvo en el centro de los reflectores, producto de una pelea que sostuvo contra el lanzador Pedro Martínez. Williams recibió un fuerte bolazo de parte del lanzador dominicano y fue a golpearlo inmediatamente después de recibir el impacto de la recta de Martínez.

Williams, al decir de su amigo Derek Jeter, era una persona muy positiva, próspera y dueño de una cultura impresionante. Podía hablar de política, religión, atención médica, el sistema judicial; tenía una voz baja y reflexiva y parecía más un filósofo que un jugador de béisbol.

Llegue a todos sus familiares y amigos nuestras más sentidas condolencias. Descanse en paz Gerald Williams. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba