Por Franco Miguel Alvariño

En un juego de rompecorazones entre los Marineros de Seattle y los Texas Rangers, el cubano cobró un fenomenal protagonismo en las postrimerías del choque. El partido entre ambos conjuntos tuvo que definirse en extrainning, pues los Rangers vinieron de abajo e igualaron las acciones 9×8.

Luego de llegar al último capítulo con marcador desfavorable 7×2, la escuadra de Texas se sublevó y fabricó cinco anotaciones y empató, sensacionalmente, el juego de pelota. Aunque los Marineros consiguieron par de carreras en la parte alta del onceno episodio, el cubano José Adolis García brilló a la defensa tras robarse un cuadrangular.

Jake Fraley, por Seattle, bateaba en la apertura del inning 11 y conectó un largo batazo que parecía estar del otro lado de las cercas. Sin embargo, a última hora, “El Bombi” estiró su guante y se hizo con la Rawlins, cuando la misma pretendía colarse en el bullpen del jardín central.

Antes, el avileño se había destacado a la ofensiva con un cuadrangular en el sexto y par de anotadas. La última de estas para comenzar la rebelión en el noveno de los Vigilantes. En el choque, Adolis estuvo de 4-2, incluyendo una base por bolas y un ponche.

Como jardinero central, Adolis acumula 668 entradas a la defensa y no es la primera vez que brilla con jugadas de este tipo en la posición «siete». En 76 juegos, solo ha cometido tres errores, de 216 posibilidades, con siete asistencias y un doble play.

Aunque en menor medida, también se ha desempeño en las praderas derecha e izquierda y en ninguna ha cometido marfiladas. También ha fungido como bateador designado de los Rangers en nueve encuentros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba