Por Pablo Pichardo

Si los Bravos de Atlanta hoy pueden disfrutar de tener guardado en sus vitrinas el trofeo de Campeones de la Serie Mundial del 2021 mucho tienen que agradecer el desempeño de un líder y extraordinario bateador como Freddie Freeman.

El inicialista de 31 años de edad fue toda una bujía de inspiración no solo cuando el equipo se encontraba luchando en la postemporada sino también  en los meses de mayo, junio, julio, cuando muy pocos creíamos posible que este conjunto lograra revertir  su elevada cuota de derrotas en la tabla de posiciones. 

Vale la pena recordar que Freeman resultó ganador del MVP durante la temporada del 2020 cuando intervino en 60 encuentros dejando promedio de bateo de .341 con 13 cuadrangulares y 53 carreras impulsadas mientras su línea ofensiva quedaba fijada en (.462OBP/ .640SLU/ 1.102OPS) según estadísticas de Baseball Reference.  

Pero el nacido en Villa Park en 1989 no solo ha tenido esas dos grandes temporadas, pues a lo largo de su carrera se ha convertido  en uno de los bateadores más temibles de todas las Grandes Ligas.

El marcado con el #5 en su camisa desde que llegó a la MLB impresionó a todos y se quedó como segundo en las boletas por el Novato del Año en la temporada 2011, si observamos un poco más de cerca de sus últimas seis temporadas ha concluido su actuación por encima de .300 en cinco y en dicho período sus cifras ofensivas son extraordinarias:

-Promedio de Bateo: .305

-Imparables: 933

-Cuadrangulares: 167

-Carreras Impulsadas: 517

-En sus últimos cuatro años siempre ha concluido entre los primeros diez en las boletas por el MVP de la Liga Nacional.

Es por todo esto que resalta el divorcio entre ambas partes conociendo la calidad del jugador con vistas a un acuerdo que lleve nuevamente a Freeman a la que ha sido su casa por más de una década. 

Pero toda esta incertidumbre entre Freddie y los Bravos, la cuál se pensó que estaría resuelta antes del paro laboral de Grandes Ligas, ha provocado que equipos como los Yankees o los Dodgers se encuentren en plena disputa por quedarse con los servicios del jugador.

Precisamente varios jugadores de mucho peso dentro de los Dodgers según informaciones de David Vassegh de AM 570 L.A. Sports Radio habrían pedido la llegada del extraordinario jugador al conjunto californiano tras haberse producido la salida del jugador de cuadro Corey Seager. 

«Luego de que se anunció la firma de Corey Seager en los Rangers, tres peloteros de bastante importancia de los Dodgers me mandaron mensajes de texto y todos ellos decían ´Freddie Freeman, Freddie Freeman, Freddie Freeman», precisó Vassegh.

¿Lograrán los Dodgers que Freddie Freeman juegue la primera base en Dodgers Stadium? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba